Termoplásticos reciclados de gran consumo

Altos precios, baja disponibilidad y una merma flagrante de calidad, predominan en el mercado de residuos de PEAD

12 de julio de 2022

Tras la estabilidad de precios marcada por la campaña agrícola, la cotización del residuo (scrap) de polietileno de alta densidad ha cerrado el primer semestre del año con tarifas ligeramente más bajas, en el mercado de compraventas puntuales. No obstante, las dificultades de suministro mantienen los precios en rangos bastante altos, y al igual que sucede con el residuo de PEBD, los compradores cuestionan la calidad. 

“La combinación de altas tarifas, escasez y una considerable disminución de la calidad de los materiales, es en la actualidad la tónica de este mercado”, dijo una empresa especializada en el reciclaje de plásticos y compounding que añadió: “Los desperdicios siguen siendo caros, porque hay mucha demanda y la oferta no ha mejorado”. 

Al cierre del segundo trimestre de 2022, las tarifas del residuo (scrap) de polietileno de alta densidad natural de origen post industrial se han ofrecido en una horquilla comprendida desde los 545, a 655 €/Tm., mientras que los residuos de origen post consumo natural se comercializaban entre 215 y 415 €/Tm.

Por su parte, el residuo de PEAD negro industrial se estaba pagando entre una horquilla que iba desde los 355, a 455 €/Tm., y el post consumo negro se vendía a entre 170 y 370 €/Tm.

En cierto modo, la debilidad del consumo derivada de la inflación ha ralentizado las compras de recuperados, pero, a su vez, también la demanda del polímero virgen se ha debilitado y por ello, tras el parón estival, se contempla un escenario de mayor escasez y encarecimientos.  

De momento, se prevé que los precios, tanto de residuos, como de recuperados de PEAD, no varíen hasta septiembre, aunque el sector es precavido y sabe que cualquier acontecimiento puede cambiar el rumbo del mercado. 

“Se estima que con el parón del verano la oferta y la demanda se mantendrán quietas, pero también puede suceder algún acontecimiento catastrófico, como los que estamos viendo en los últimos tiempos. Siempre hay un pero y la verdad que es complicado vaticinar cómo será la vuelta, pero no va a mejorar lo que tenemos en estos momentos”, concluye diciendo unos de nuestros consultados.