Biotecnología aplicada a los plásticos, retos y oportunidades

Prácticas sostenibles

Biotecnología aplicada a los plásticos, retos y oportunidades

La biotecnología tiene un papel cada vez más importante en la economía española. El sector plástico se está beneficiando de los avances y soluciones innovadoras que la biotecnología puede aportar en diversas áreas.

5 de mayo del 2022

AIMPLAS celebraba el pasado mes de marzo la primera edición del Seminario Internacional de Biotecnología Aplicada a los Plásticos.  A lo largo de dos jornadas, el Seminario demostró cómo la biotecnología puede abordar muchos de los retos y oportunidades que tiene ante sí el sector plástico durante los próximos años. ״El desarrollo que la biotecnología ha tenido en los últimos años ha permitido ofrecer soluciones innovadoras a algunos retos a los que se enfrenta la industria, como la valorización de sus residuos, según el modelo de la economía circular״, señaló Anabel Crespo, Manager de Tecnologías en AIMPLAS, en la apertura de este evento patrocinado por NOVAMONT y organizado con la colaboración de ASEBIO (Asociación Española de Bioempresas), ANQUE (Asociación Nacional de Químicos e Ingenieros Químicos de España) y EQUIPLAST.

La CE comunicará en julio su decisión sobre la biodegradabilidad de plásticos y bioplásticos

La primera de las sesiones del Seminario se encargó de ofrecer una visión general sobre las aportaciones que la biotecnología está ofreciendo al sector plástico. Desde el departamento de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Angelo Innamorati explicó los exhaustivos estudios y análisis que Bruselas está haciendo para determinar con exactitud los parámetros por los que debe regirse la biodegradabilidad de los plásticos, un asunto especialmente relevante de cara a las nuevas legislaciones que se están aplicando. ״Ya existen hasta 9 estudios y otros tantos que todavía no se han publicado״, dijo Innamorati. ״La CE ha solicitado la opinión de varios expertos sobre aspectos como la biodegradabilidad de los plásticos y bioplásticos en entornos naturales y marinos. Precisamente desde AIMPLAS se están llevando a cabo los trabajos en el área de biodegradabilidad de los plásticos. Los estudios no se están limitando a la conversión de los plásticos, sino que la intención es desarrollar todo un marco político legislativo sobre plásticos biodegradables y biocompostables״. Según avanzó, ״el próximo mes de julio la CE comunicará muy probablemente su decisión sobre la biodegradabilidad de plásticos y bioplásticos״.

Mediante la bioaumentación, se seleccionan a los microorganismos más eficientes para degradar plástico
Los residuos orgánicos pueden ser un valioso recurso para el sector plástico

EUROPEAN BIOPLASTICS también participó en la primera sesión del Seminario. El director de Comunicación de la asociación que representa a la industria europea de bioplásticos, Oliver Bucholz, ofreció varios datos de mercado sobre el sector, cuyas previsiones de crecimiento se ven tan solo lastradas por un entorno legislativo aún incierto. ״Existen ciertas posiciones contradictorias en la CE respecto a los bioplásticos״, señaló. ״Bruselas no demuestra una decisión única y monolítica y la industria necesita fiabilidad״, destacó Bucholz, quien consideró que la Directiva sobre plásticos de un solo uso ״ha llevado a ciertos parches legales, lo que supone dificultades para empresas que tienen que avanzar en un entorno tan complejo״.

El sector de los bioplásticos, con gran proyección de crecimiento, se ve lastrado por un entorno legislativo aún incierto

Para cerrar la primera de las sesiones del Seminario, Iryna Biliaieva, representante de ASEBIO en el evento y directora de Desarrollo de Negocio Estratégico en ADM BIOSOLUTIONS subrayó la ״tendencia cada vez mayor del uso de la biotecnología en el sector alimentario e industrial, incluyendo aquí la utilización de biopolímeros״. ״Existe mucho potencial de crecimiento en soluciones de base biológica, no solo en envasado, también en sectores como construcción, agricultura o el farmacéutico״, aseguró Biliaieva en su intervención.

La Directiva sobre plásticos de un solo uso “ha llevado a ciertos parches legales”, según EUBP

Según quedó patente en la primera edición de este Seminario, los residuos orgánicos constituyen una gran oportunidad para que el sector plástico encuentre soluciones a algunos de los retos que le plantea el futuro. Belén Monje, investigadora de AIMPLAS con 10 años de experiencia en el campo de la caracterización e identificación de polímeros, ofreció una ponencia sobre las posibilidades que aporta la valorización de biomasa para el sector plástico. ״Hasta ahora, se había olvidado que la biomasa también puede servir para obtener bioproductos de alto valor añadido״, explicó. 

Los procesos enzimáticos están dando prometedores resultados en la degradación de residuos plásticos

El aprovechamiento de los residuos orgánicos fue protagonista de toda una sesión en la que, además de Belén Monje, los asistentes al Seminario pudieron disfrutar de ponencias sobre la producción de monómeros para la industria del plástico, a cargo de Rafal Lukasik, desde la Unit of the National Laboratory of Energy and Geology. También participó la Project Acquisition Coordinator de la planta piloto de BIO BASE EUROPE, Lena Decuyper, que explicó cómo se están extendiendo y ampliando las innovaciones en materia de economía circular en la industria del plástico. Desde el departamento de Bioingeniería de ATB, Joachim Venus explicó varios bioprocesos para la producción de monómeros de bioplásticos.

Los procesos enzimáticos también están aportando prometedores resultados para la industria del plástico. La tercera sesión de estas jornadas expuso cómo pueden aprovecharse las enzimas para el reciclado de plásticos a través de una ponencia ofrecida por Arno Cordes, responsable de Investigación y Desarrollo en ASA SPEZIALENZYME GmbH. El PET, uno de los polímeros que más se reciclan, también puede beneficiarse de la acción de diversos tipos de microorganismos. Las posibilidades y limitaciones del reciclaje enzimático de PET fueron explicadas por Christian Sonnendecker. El proyecto UPLIFT, un enfoque biotecnológico para acercarse a la circularidad de los plásticos, fue expuesto por Alessandro Pellis, de la Universidad de Génova.

La biotecnología puede abordar muchos de los retos y oportunidades que tiene el sector plástico

La biotecnología como herramienta para el reciclaje de plástico quedó perfectamente ilustrada en la ponencia de Pablo Ferrero, investigador de AIMPLAS. Su exposición explicó alternativas como la bioaumentación, un proceso mediante el cual se seleccionan microrganismos con capacidades específicas para degradar diferentes tipos de plásticos. ״Introducimos estos microorganismos en un sistema de reacción para que produzcan exactamente la degradación que queremos, en este caso, la degradación de los plásticos״, precisó Ferrero en su ponencia. 

Los prometedores resultados que la bioaumentación puede tener para el reciclaje plástico quedaron registrados en el proyecto CAPMAN. ״Nuestro objetivo es acelerar los procesos de compostaje aislando determinadas bacterias con capacidad para degradar PHB y PE. Los resultados que obtuvimos fueron que, en un compostaje tradicional sin microorganismos, el PHB se biodegradó un 40% en un periodo de 45 días. Incorporando los microorganismos, se obtuvo en el mismo tiempo una biodegradación del 70%. Esto demuestra que la bioaumentación es una buena técnica para acelerar la biodegradación de los plásticos, y que no se produzcan problemas en el compost. En el caso del PE, en 45 días se degradó alrededor de un 8% en 45 días mediante técnicas de compostaje convencional. Cuando añadimos los microorganismos, llegamos hasta un 23%״, detalló Pablo Ferrero.

Actualmente, solo se recicla en Europa un 1% de los residuos textiles y la biotecnología puede incrementar ese porcentaje

La biomasa también puede servir para obtener bioproductos de alto valor añadido

Otro de los asuntos en los que se detuvo Ferrero fue el problema de la acumulación de residuos textiles. ״Cuando pensamos en contaminación por residuos plásticos, se nos vienen a la mente residuos de envases y embalajes, pero pocas veces nos acordamos del textil. Es uno de los problemas de contaminación más creciente y al final es también plástico. Se calcula que se generan en Europa alrededor de 2,2 millones de Tms. de residuos textiles. Se recoge muy poco, alrededor de un 15-20%, y únicamente un 1%, incluso menos, se recicla. Es una corriente de residuos que no deja de crecer y para la que hacen falta tecnologías de reciclaje״, expuso.

Desde el punto de vista de la biotecnología, Ferrero cree que existen métodos cuya exploración podría aportar resultados interesantes para el problema de la acumulación de residuos textiles. ״Por ejemplo, un residuo textil compuesto por una mezcla de algodón y poliéster puede ser tratado con celulosas. De esta manera, podemos hidrolizar este algodón y quedarnos únicamente con las fibras de poliéster. Es algo que ya se está haciendo en laboratorio y se ha comprobado que el rPET que se obtiene puede utilizarse otra vez para la fabricación de nuevos textiles. La limitación es el tiempo que se requiere, pero podrían modificarse las enzimas para mejorar. Además, la otra corriente que se obtiene a partir de la degradación enzimática del algodón es una corriente rica en azúcares, que podría también aprovecharse para fermentar״.

La acumulación de residuos textiles crece de forma preocupante

El I Seminario Internacional de Biotecnología puso sin duda de manifiesto las grandes aportaciones que los métodos biotecnológicos traerán en los próximos años a la industria plástica. Además de la importancia que tienen las inversiones para el desarrollo de muchas de estas prometedoras tecnologías, la legislación y el posible impacto que tendrá la revisión de los reglamentos sobre plástico reciclado afectarán también de forma determinante. Muchas de las consecuencias que estos avances y cambios normativos tendrán en la industria plástica podrán discutirse en la segunda edición del Seminario Internacional de Biotecnología aplicada a los Plásticos que se celebrará en 2025.

Consultar sobre este tema