PRECIOS

El mercado de termoplásticos de gran consumo desafía la relativa estabilidad de los precios de los monómeros en junio

3 de junio del 2022

Los principales actores que operan en el mercado de los termoplásticos más consumidos se disponen a afrontar una estabilidad o pequeñas variaciones de precios en junio, pese a que en el mercado spot han seguido descendiendo al comenzar este mes.

Los productores tratarán de mantener invariables sus tarifas, con respecto a mayo; o a lo sumo podrían acabar aceptando suaves descensos que no fueran más allá de los 30 €/Tm.; pero los distribuidores acuciados para estimular las ventas son más proclives, en general, a bajar en mayor medida los precios.

Se cree que un abaratamiento de los termoplásticos ayudaría a reanimar el consumo, que en algunos mercados ha comenzado a contraerse peligrosamente por los elevados precios.

Tanto los precios del polietileno, como los del polipropileno, han vuelto a ofrecerse por menos de 2.000 €/Tm.

Se prevé que el polietileno se abarate en junio, a pesar de la repetición del contrato europeo del etileno en junio en el mismo precio de mayo. En los primeros días del mes los compradores han evitado cerrar pedidos, en espera de que se materialicen sus expectativas de precios más bajos en junio. Y es que polietileno no europeo ha sido ya ofrecido a entre 1.800-1.850 €/Tm.

El precio del polipropileno disminuirá en junio, siguiendo la estela del contrato europeo de propileno, que se ha acordado 10 €/Tm. más bajo que en mayo. A la espera de que se concreten las primeras ofertas del mes, se pronostica un abaratamiento del polímero mayor que el del monómero.

En contra de lo esperado por todos los actores del sector de poliestireno, la intención de las petroquímicas para junio es volver a repuntar los precios, debido principalmente al ligero encarecimiento que ha experimentado el estireno en su contrato mensual.

Nadie ve posible otra opción que no sea la de repetir las tarifas de mayo en el mercado de PVC, después de confirmarse el rollover en el contrato mensual de etileno, ya que la oferta y la demanda están equilibradas actualmente.

Aunque no se prevé una variación relevante, los actores del mercado de PET contemplan con cautela la posibilidad de que suban los precios en junio. De momento, las compraventas han sido muy escasas en los tres primeros días del mes, a la espera de que los vendedores presenten sus primeras ofertas. 

••••

El mantenimiento del precio del contrato europeo del etileno en junio con respecto a mayo, la perezosa demanda y la llegada de material de importación, han comenzado a presionar a los productores europeos a aplicar ajuste a la baja en el precio del polietileno de baja densidad. Tanto los distribuidores, como los productores, han notado un descenso en la demanda, que estuvo extremadamente tranquila a fines de mayo, pese a las bajadas de precios que se han ido produciendo. Algunos transformadores decidieron atrasar sus pedidos y otros recortaron su producción para atenuar los altos precios del material y los costes adicionales de energía y transporte. Pese al acuerdo de “rollover” del monómero para este mes de junio, algunos productores europeos tienen previsto realizar ajustes a la baja en sus tarifas, ya que son conscientes de la débil demanda y de las importaciones esperadas. Algunos productores europeos acarician la posibilidad de una reactivación de las compras en junio; se confía en que los distribuidores y transformadores agoten sus existencias y también se espera que las importaciones extracomunitarias puedan encarecerse si los precios del material europeo continúan bajando. Será a partir de la próxima semana cuando se establezcan los precios de salida para este mes de junio. De momento, en la semana laboral, a caballo entre el 30 de mayo y el 3 de junio, la cotización ha variado entre 2.100-2.250 € /Tm. Además, se han dado ofertas de oportunidad más económicas, que han oscilado entre los 1.950-2.000 € /Tm. También se han registrado algunos precios por contrato que han llegado a superar los 2.500 €/Tm.

••••

La disponibilidad de polietileno de baja densidad lineal de momento no ha variado significativamente, aunque se espera que la entrada de material de importación en junio y en los próximos meses, pudiera finalmente mejorar la oferta de los distintos tipos. En las últimas semanas de mayo y en esta primera de junio ha habido disminuciones de las tarifas de todos los grados en el mercado spot. Los precios por contrato, que se rebajaron en mayo en la medida que el monómero e incluso algo más, podrían continuar reduciéndose en las próximas semanas, pese al “rollover” acordado del precio de contrato del monómero en junio. Hasta el momento, el PEBDL buteno se suministra sin problemas, no así otros tipos, como el hexeno y el octeno, cuya oferta es más estricta. La disponibilidad del metaloceno ha mejorado sensiblemente en las últimas semanas. Flujos de material de importación procedentes de EE.UU. y Oriente Medio ya han llegado y otros están en camino. Las tarifas de PEBDL buteno han variado entre 2.000 y 2.100 €/Tm. en la última semana, aunque también se ha ofrecido a entre 2.150-2.260 €/Tm. y hubo oportunidades desde 1.850, a 1.950 €/Tm. El precio del PEBDL hexeno ha oscilado entre 2.100-2.150 €/Tm., aunque también se ofertó más barato, a entre 2.050-2.080 €/Tm., y más caro para determinadas aplicaciones, oscilando entre 2.300-2.600 €/Tm.  La cotización de PEBDL octeno se sitúa en unos 2.500-2.570 €/Tm.; no obstante, también se ha ofertado algo más barato, a entre 2.200-2.400 €/Tm., y más caro, a entre 2.600 y 3.300 €/Tm., para algunas aplicaciones especiales. Las tarifas de PEBDL metaloceno han oscilado entre 2.160-2.200 €/Tm., por término medio, aunque también se ha ofrecido a 2.300–2.700 €/Tm., e incluso más, llegando a 3.000 €/Tm., para algunas aplicaciones especiales.

••••

Tras acordarse un rollover en la tarifa mensual del etileno, los precios del polietileno de alta densidad podrían bajar hasta los 1.800 €/Tm. en junio, según han informado fuentes del sector a esta revista. Ya en las últimas jornadas de mayo los precios de los materiales europeos habían descendido por debajo de los 2.000 €/Tm., en muchos de los casos. “REPSOL ha estado ofreciendo en la recta final de mayo PEAD para soplado a 1.990 €/Tm. y es probable que se rebaje todavía más”, dijo a P&C un fabricante de envases. La llegada de material de importación a precios muy atractivos de Oriente Medio y Estados Unidos, y la poca demanda registrada en el quinto mes de año han predispuesto el declive de las tarifas del polietileno de alta densidad con ofertas muy dispares. “La llegada de material de importación ha sido fundamental para aliviar los altos costes del PEAD comunitario”, en palabras de un comprador habitual de materias primas que añadió: “Ya en los últimos días de mayo se podían encontrar ofertas de materia importado por debajo de 1.900 €/Tm., y lo más probable es que en junio se vean precios de PEAD de importación por 1.700 €/Tm”. Algunos distribuidores esperan que la demanda se reactive para establecer sus nuevas tarifas, ya que los transformadores están agotando sus stocks, y junio y julio son los dos meses de mayor actividad del año. De momento, el precio medio del polietileno de alta densidad para extrusión de film variaba en la semana del 30 al 3 de junio entre 1.940 y 2.010 €/Tm. En cuanto al PEAD para soplado, la cotización media era de entre 1.950 y 2.050 €/Tm. Por su parte, el polietileno de alta densidad para inyección se vendía a un precio medio de entre 1.980-2.150 €/Tm., dependiendo del proveedor y las calidades.

••••

Aunque antes de conocerse el cierre del contrato mensual de propileno, fijado en 1.600 €/Tm. (10 €/Tm. menos que en mayo), los precios del polipropileno ya mostraban signos de debilitamiento y se podían ver ofertas en el mercado spot entre 40 y 60 €/Tm. más bajas durante las últimas jornadas de mayo. Ya en el mes de junio, los transformadores confían en poder presenciar reducciones en las tarifas superiores a la del monómero y lanzarse a hacer acopio de existencias. Los distribuidores, por su parte, esperan que en las próximas semanas se reactive el consumo para hacer frente a la temporada veraniega. “La demanda, aunque ya en esta semana ha empezado a dar señales de vida, continúa siendo todavía floja”, afirmó uno de los distribuidores consultados y añadió: “Nosotros, de momento, hemos mantenido los precios a la espera de lo que pueda ocurrir en el mes de junio”. La entrada en grandes volúmenes de material de importación ha ampliado la oferta, que se mantiene por encima de la demanda y obligará a los productores europeos a reducir sus márgenes si quieren vender. “Esperamos que los precios del polipropileno bajen, aunque de momento no nos han dicho nada nuestros proveedores”, expuso un actor de mercado que continuó: “Entiendo que están esperando a la primera semana completa de junio para establecer las nuevas tarifas y no descarto que a medida que avance el mes se sigan produciendo ajustes a la baja”. En la semana del 30 al 3 de junio, el homopolímero rafia se cotizaba por término medio entre 1.760 y 1.800 €/Tm. Por su parte, el material para extrusión de film costaba entre 2.020 y 2.080 €/Tm., mientras que el homopolímero para inyección se vendía en nuestro país a un precio medio de entre 2.000 y 2.030 €/Tm., aunque algunos vendedores lo seguían comercializando por encima de los 2.100 €/Tm. El copolímero bloque se negociaba en una horquilla de entre 2.150 y 2.230 €/Tm., y el copolímero random se cotizaba entre 2.195 y 2.330 €/Tm., aunque dependiendo del distribuidor y la especialidad podía superar los 2.500 €/Tm.

••••

Sorpresa total entre los actores del mercado de poliestireno, que daban por hecho que iba a tener lugar un abaratamiento del polímero en junio, como compensación al encarecimiento que tuvo lugar en mayo, siendo prácticamente el único termoplástico de gran consumo que se revalorizó. El hecho de que el contrato de estireno de junio se haya cerrado con un ligero repunte respecto a mayo, a causa del encarecimiento del benceno, hace casi imposible que se contemplen descuentos en el polímero. De hecho, ya ha habido fabricantes que han anunciado incrementos de en torno a 25 €/Tm. “Lo normal es que se limiten a trasladar lo acontecido con el precio de la materia prima”, aclara una fuente consultada. A falta de que comiencen las negociaciones y se fijen las nuevas tarifas, la cotización del poliestireno de uso general permanece en el baremo de los 2.700-2.750 €/Tm., mientras que el grado de alto impacto se vende por 2.790-2.840 €/Tm. en los albores del sexto mes del ejercicio. Esta tendencia va a perjudicar, seguramente, a la fortaleza de la demanda, lo cual podría modificar el movimiento inicial de los precios. “Si el consumo se reduce al mínimo no se descarta que a lo largo de la segunda quincena de junio se produzcan cesiones en las tarifas”, sostiene un analista al respecto. En este sentido, la importación de material asiático se presenta como una opción cada vez más atractiva, aunque por ahora no están entrando grandes cantidades a nuestro país. 

••••

Las esperanzas que tenían puestas los transformadores de PVC sobre que se extendiera la tendencia bajista de los precios iniciada en mayo hasta, por lo menos, el mes de junio, no se han podido hacer realidad. Y es que los productores de etileno han conseguido cerrar el contrato mensual de junio con el mismo precio que en mayo, cuando todo indicaba que se iba a volver a producir una rebaja. Desde que se ha conocido el rollover en el contrato del monómero, todos los actores del mercado de PVC consultados han asegurado de manera absoluta que la tarifa de la resina se mantendrá inamovible. “No hay ninguna duda de que todo seguirá igual, nadie va a pretender ganar márgenes porque las petroquímicas ya se han dado cuenta de que los precios no pueden subir mucho más”, indica uno de ellos. De este modo, la cotización de la resina seguirá rondando los 2.080-2.130 €/Tm. a día 3 de junio. Y es que el equilibrio entre la oferta y la demanda es total, después de que las paradas técnicas que afectaron a numerosas plantas europeas no hayan tenido demasiada repercusión en el abastecimiento de material. Ello se ha debido, en gran parte, a la caída de la actividad. “El consumo está bajando hasta niveles que nos preocupan”, indica otra fuente del sector. En cuanto a las importaciones, la mejora en la competitividad de las tarifas del PVC americano está animando a compañías locales a adquirir producto de dicho continente, aunque no suponen grandes cantidades por el momento.

••••

Parece que las dificultades que algunos transformadores de PET han tenido para abastecerse de material en la recta final de curso pasado y en lo que llevamos de 2022, han empezado a disminuir a lo largo de las últimas semanas. La oferta y demanda en junio y julio, época de mayores ventas del año, se ha equilibrado; la oferta se ha ampliada con las últimas llegadas de material de importación y la demanda ha mostrado un mayor interés por el material virgen en detrimento del PET reciclado. Además, tras haberse acordado un aumento de 75 €/Tm. del contrato europeo de paraxileno en mayo, con respecto a abril, es poco probable que los precios bajen en junio, pero tampoco se espera que vuelvan a subir. “La evolución del precio del PET es incierta y hay pronósticos diferentes, aunque lo que más fuerza está ganando es la estabilidad”. En este mismo aspecto, distintos distribuidores de PET, que han sido consultados, se mantienen en alerta por lo que pueda ocurrir en junio. Mientras que los transformadores confían en que los precios bajen un poco, los productores esperan poder mantenerlos. “Todo dependerá en gran medida de la urgencia con que los transformadores requieran el material y del precio que estén dispuestos a pagar”, afirmó una de nuestras fuentes. De momento, los precios por contratos se mantienen en los 1.700 €/Tm., mientras que el material de origen europeo para compraventas puntuales iba desde los 1.800 €/Tm. y podía alcanzar los 1.900 €/Tm., en función de la cantidad y el proveedor.

Consultar sobre este tema