PRECIOS

El precio del POM sigue al alza y los problemas de suministro persisten en mayo de manera dramática

18 de mayo del 2022

Si bien en mayo estamos contemplado las primeras bajadas de precios de muchas materias primas en meses, no todos los termoplásticos están presentando la misma línea descendente y algunos de los más consumidos han continuado al alza. Es el caso del polioximetileno (POM), también conocido como poliacetal o acetal, que ha vuelto a encarecerse en el quinto mes de 2022, y ya es un 50% más caro que por estas mismas fechas hace justo un año.

En concreto, desde primeros de mayo, el precio del POM ha subido alrededor de 70 €/Tm., y a pesar de ello, se estima que su cotización todavía tiene que subir más. “Se encareció en abril 180 €/Tm., y en el quinto mes del año ya ha subido otros 70 €/Tm.”, dijo un consumidor habitual que añadió: “Aun así, el precio aún no ha tocado techo y en las próximas semanas se esperan nuevos ajustes al alza”.

Más subidas de precios en los próximos meses que tienen que ver con la escasa disponibilidad de este plástico técnico en el mercado y que algunos actores del mercado catalogan de dramático. “No tenemos ni un gramo; nos está costando mucho encontrar material”, dijo un comprador habitual de plásticos técnicos y añadió: “Lo único que hay es cuando viene un barco y se subasta, y no te dan precio hasta que han desembarcado la mercancía”. 

En este mismo aspecto, un experto en la fabricación de componentes plásticos mencionó: “Nosotros hemos seguido haciendo compras todos los meses por la escasez que hay. Está complicado conseguirlo, pero alguna oferta me ha llegado este mes, eso sí, para cantidades muy ajustadas”. 

A mediados de mayo de 2022, la cotización media del POM en nuestro país era de 3.380 €/Tm., aunque en función del fabricante y la procedencia, algún actor de mercado lo colocaba próximo a los 4.000 €/Tm. En cuanto al POM-H con fibra PTFE (POM homopolímero con teflón), se conoce que se ha estado comercializando a 17.000 €/Tm., en el quinto mes del año. 
Las previsiones, como hemos comentado anteriormente, son de seguir aplicando subidas de precios, debido a la crítica escasez que atraviesa el polioximetileno en la actualidad, por lo que el sector de la transformación plástica se aferra al plan ibérico de la energía para topar el precio del gas y amortiguar la factura de la luz. “Esperamos una bajada de la energía a corto plazo con el cambio de legislación que acaba de aprobar el gobierno para compensar, al menos, el encarecimiento de algunas materias primas”, finaliza uno de nuestros consultados.

Consultar sobre este tema