PRECIOS

La tarifa de poliestireno tiende a crecer en junio en contra de todos los pronósticos

2 de junio del 2022

Después de que en mayo el poliestireno se encareciera en un contexto en el que la mayoría de los materiales de la industria se depreciaron, tanto los transformadores como los suministradores del polímero daban por hecho que en junio iba a tener lugar un descenso de precios, con lo que se compensaría parcialmente lo sucedido con anterioridad. Sin embargo, las primeras intenciones que se han dado a conocer nada más comenzar el mes, apuntan a un nuevo incremento de las tarifas, según han transmitido las fuentes del sector consultadas por ‘P y C’.

El sexto mes del ejercicio se presentaba con la mayor parte de los factores que condicionan el mercado de poliestireno favorables a que se produjera una rebaja en los precios. La demanda, salvo en algunas aplicaciones concretas, sigue sin despegar como debería, lo cual imposibilita que existan problemas relacionados con la oferta.

La intención de las petroquímicas es trasladar el incremento del coste del estireno al precio del poliestireno

Por su parte, las importaciones de producto asiático, aunque continúan sin llegar en cantidades relevantes, van siendo cada vez más atractivas, debido sobre todo a que las tarifas en Europa no dejan de subir. “Las condiciones eran propicias para que se aplicara una reducción de los precios este mes”, resume un transformador nacional.

Sin embargo, el cierre del contrato mensual de estireno ha roto todos los esquemas, ya que ha registrado un alza en su valor que nadie contemplaba. Ello ha derivado en que, de manera inmediata, las petroquímicas ya han expresado su propósito de repercutir dicho ascenso al precio del polímero. Se ha empezado a hablar de un aumento de alrededor de 25 €/Tm.A falta de conocer el resultado de las negociaciones, la cotización del poliestireno cristal oscila entre los 2.700 y los 2.750 €/Tm., mientras que la del grado antichoque se mueve sobre los 2.790-2.840 €/Tm. en la recta final de la primavera. Dependiendo de cómo sea la evolución de la actividad, se podría poner en duda el encarecimiento del polímero. “Si el consumo se reduce al mínimo no se descarta que a lo largo de la segunda quincena de junio se produzcan cesiones en las tarifas”, concluye un analista al respecto.

Consultar sobre este tema