PRECIOS

Las tarifas de las poliamidas bajan en junio, ante una menor demanda

22 de junio del 2022

Pese a que las tarifas de las poliamidas 6 y 6.6 han comenzado a suavizarse, los compradores siguen considerándolas elevadas y los suministradores esgrimen los altos costes de materias primas y energéticos que estrechan sus márgenes en aras de incentivar la demanda.

Las reducciones de precios de las poliamidas comenzaron a finales de mayo y han sido mayores las de la PA 6, de entre 70-150 €/Tm., que las de 6.6, de entre 50-100 €/Tm., con respecto al mes anterior. Aunque los abaratamientos han sido generalizados en junio, algunos proveedores han decidido mantener sus precios, sobre todo en los rangos más bajos y de material en stock que había sido comprado en abril y mayo. 

La disponibilidad, que venía siendo reducida, parece haber mejorado sensiblemente, debido a la poca demanda. Ha sido fundamentalmente este descenso en la demanda lo que ha propiciado una reducción de las tarifas de estos plásticos técnicos. 

La volatilidad de los precios del gas natural y los esfuerzos para hacer frente a los costos de producción, continúan preocupando a los productores de poliamida 6 y 6.6, No se descarta que la situación se agrave aún más, debido a la reducción drástica de la cantidad de gas suministrado por Rusia a Europa. Los precios del gas se vienen situando en niveles récords alarmantes en Europa y no se descarta que puedan seguir subiendo.

Las previsiones para los próximos meses no son muy halagüeñas, pese a las últimas bajadas de los precios de la poliamida 6 y 6.6, que han supuesto para los productores sacrificar sus márgenes en mayor o menor medida. 

Buena parte de los actores que participan en estos mercados estiman que los precios se mantendrán en los próximos meses, aunque algunos creen que pueden bajar más en el tercer trimestre, si la demanda se mantiene tan floja. Es muy posible, según apuntan otros, que las rebajas de precios comiencen a notarse a partir del otoño, debido a la contracción de la demanda que podría producirse a partir de septiembre, tras el periodo vacacional. “Hay que esperar, no tanto en el verano, sino en el otoño, una contracción de la demanda, que derive en mayores descensos de precios”, señala uno de los suministradores de estos plásticos técnicos.

La oferta, tanto de poliamida 6, como de poliamida 6.6, ha mejorado en el último tramo del segundo trimestre de este año. “No hay problemas de suministro, y en ello tiene mucho que ver la baja demanda que se está produciendo para la transformación y fabricación de componentes para algunos sectores, como el de automoción. Los compradores declaran que no cuesta encontrar material, aunque sí adquirirlo a un buen precio. “Los precios han bajado algo, pero continúan siendo muy altos”, señala uno de ellos. 

Mayor dificultad de abastecimiento de poliamida 6 y 6.6 siguen teniendo aquellos compradores que se proveen al contado, y ya no tanto por la disponibilidad, sino por los elevados precios. “Es una locura, la especulación por parte de algunos proveedores es abusiva; se aprovechan de la situación”, señala uno de ellos. 

La demanda fue bastante débil en mayo y también en junio, lo que ha permitido que el mercado, tanto de poliamida 6, como de 6.6, haya comenzado a balancearse. El descenso del consumo en el sector de la automoción, debido a la falta de chips, ha tenido mucho que ver con el aumento de la disponibilidad de estos plásticos técnicos. 

En otros sectores, en cambio, la demanda final de poliamida 6 se mantuvo estable con niveles saludables en empaque, textil, extrusión, película y otras aplicaciones. 

En junio, al igual que ocurrió en mayo, la demanda de poliamida 6 y 6.6 ha sido bastante floja. Algunos de los suministradores puntualizan que la demanda en intención de compra es amplia, pero que las ventas no llegan a materializarse, fundamentalmente por los altos precios.

“Tenemos diferentes solicitudes de nuevas aplicaciones, en especial de PA 6.6 con fibra de vidrio; el problema no es tanto la disponibilidad, que se mantiene en un excelente nivel, sino la prolongada carestía, que hace que los clientes pospongan el inicio de nuevos proyectos”, señala otro de los proveedores que ha sido consultado y que añade: “Hemos aumentado las ventas, pero debido a que lo ofrecemos a un precio estable”.   

Los precios de la poliamida 6 y 6.6 han bajado en junio entre 50 y 150 €/Tm., con respecto a mayo, aunque también se han registrado reducciones mayores, que en ningún caso han sobrepasado los 250 €/Tm.

Pese a estos descensos de tarifas, la demanda efectiva no ha mejorado sensiblemente. Aquellos compradores que aún tenían material suficiente en sus almacenes han pospuesto sus pedidos a julio. Otros han comprado todo lo que han podido y otros solo han adquirido lo que necesitaban con urgencia para seguir produciendo.

La diversidad de tarifas de poliamida 6 y 6.6 es bastante amplia, y varían sustancialmente dependiendo de si la venta se realiza al cliente final o si es para fabricantes de “compounds”, que añaden aditivos, fibra de vidrio o la colorean para después venderla. También varían las tarifas según la composición, origen o procedencia del producto, del volumen del pedido y aplicaciones.

La cotización de la poliamida 6 virgen basculó en junio entre 3,65 y 3,75 €/Kg. También se realizaron ofertas a precios más bajos, que oscilaron entre 3,54 y 3,60 €/Kg. Se han llegado a precios muy agresivos de 3,20 €/Kg. para camión y 3,35 €/Kg. para compras por palet. También se han conocido precios más altos, por encima de los 3,90 €/Kg., incluso a 4,00 €/Kg. para pequeños volúmenes (en ventas por palets).

La poliamida 6 con fibra de vidrio se ha ofertado a los transformadores a entre 3,80 y 4,20 €/Kg., aunque también se registraron precios algo más altos, a 4,30 €/Kg., y más bajos, a 3,65-3,80 €/Kg.

En junio la poliamida 6 reciclada negra se ha cotizado a entre 2,30 y 2,45 €/Kg., aunque también se ha realizado alguna venta a 2,29 €/Kg. Asimismo, hubo ofertas de poliamida 6 reciclada con un 30% de fibra de vidrio que oscilaron entre los 2,60 y 3 €/Kg.

La poliamida 6.6 reprocesada a partir de residuo postindustrial y con fibra de vidrio en distintas proporciones, se ofertó, en junio, a entre 2,30 y 2,44 €/Kg., aunque se registraron algunas tarifas más altas, que llegaron a oscilar entre los 2,45-2,50 €/Kg., y también más bajas, dependiendo de la cantidad, color y porcentaje de fibra de vidrio u otros aditivos. 

La disponibilidad de poliamida 6 y 6.6 reciclada a partir de desperdicio post-industrial continúa siendo muy baja en junio, ya que apenas hay “mermas” o “sobras” post-industriales de estos materiales. La industria de automoción continúa muy parada, por lo que no se genera sobrante de poliamida 6 y poliamida 6.6 en este sector. 

La poliamida 6.6 reciclada con un 30% de fibra de vidrio triturado y de color negro se ofreció a unos 2,50-2,55 €/Kg., si bien hubo ofertas más económicas, a 2,45 €/Kg. y también más caras, que no han llegado a superar los 2,90 €/Kg., salvo alguna excepción. En el caso de la PA 6.6 reprocesada con un 15% de fibra de vidrio transparente se cotizó a entre 2,30 y 2,35 €/Kg.

Las tarifas de blending de PA 6.6/PA 6 en negro y natural han basculado en junio a entre 2,75 y 3,0 €/Kg., dependiendo del color, los refuerzos y modificadores añadidos para aportar una mayor resistencia.

En junio, la poliamida 6.6 virgen se cotizó a entre 5,35 y 5,58 €/Kg. Otros proveedores ofrecieron su poliamida 6.6 a precios inferiores, a entre 4,65 y 5,15 €/Kg., y también superiores, a entre 5,60 y 6,0 €/Kg., para algunas aplicaciones especialidades. El precio de la poliamida 6.6 para uso alimentario osciló entre 4,80 y 5,50 €/Kg., aunque también se registró alguna oferta más económica, a 4,70-4,75 €/Kg. y más cara, entre 5,60 y 6,20 €/Kg., para algunas aplicaciones muy especiales.Los precios de la poliamida 6.6 con fibra de vidrio oscilaron, en junio, entre los 5,00 y 5,50 €/Kg. También más altos, llegando a alcanzar precios que han oscilado entre los 5,70- 6,50 €/Kg., para algunas aplicaciones que requieren de material de gran calidad.

Consultar sobre este tema