Los films multicapa de PET y PVDC pueden reciclarse

A pesar de la dificultad para reciclarlos, los films de estructura multimaterial continúan siendo una solución indispensable para el envasado de ciertos alimentos.

PRIMERAS MATERIAS

CARBIOS ha desarrollado una tecnología enzimática

Los films multicapa de PET y PVDC pueden reciclarse

25 de mayo del 2022

SOLVAY y CARBIOS han conseguido cerrar el ciclo de los films multicapa compuestos por PET y PVDC. La tecnología de reciclaje enzimático ha demostrado su eficiencia y compatibilidad con este material. Los resultados muestran que el PET queda completamente despolimerizado mientras que el PVDC permanece intacto.

El PET queda completamente despolimerizado y el PVDC permanece intacto

EL PVDC (policloruro de vinilideno), lleva mucho tiempo utilizándose para recubrir películas de PET flexibles. Su uso está muy extendido, por ejemplo, en los envases para alimentos, donde aporta además unas excelentes propiedades barrera. Sin embargo, este tipo de estructuras multimaterial están siendo muy cuestionadas desde el punto de vista de su reciclabilidad. “Aquí es donde la tecnología de reciclaje enzimático de CARBIOS va a cambiar las reglas del juego”, ha asegurado el director de Marketing para Consumo, Salud y Medio Ambiente de SOLVAY, Guruprasad Sivakumar. “Al proporcionar una solución viable y sostenible para la gestión del final de la vida útil del material, puede ayudar a la industria a cerrar el ciclo de las películas de PET recubiertas con PVDC y ampliar la propuesta de valor de nuestros polímeros especiales de alta barrera a otros mercados, como el envasado de productos farmacéuticos”.

La tecnología de CARBIOS y SOLVAY puede aportar un valor renovado a estos polímeros especiales de alta barrera en el sector farmacéutico, donde también se usan para el envasado de muchos medicamentos.

Las pruebas se realizaron con el polímero de alta barrera Diofan® PVDC. Cuando este producto se incorpora a materiales como las películas flexibles de PET, consigue mejorar notablemente las propiedades barrera, permitiendo conservar los alimentos frescos por más tiempo o alargar también la eficacia de los medicamentos; algo particularmente importante para la distribución a áreas geográficas remotas. Aunque presenta complicaciones a la hora de su reciclaje, este tipo de estructuras multicapa siguen siendo fundamentales para cumplir con las necesidades de muchos mercados. 

SOLVAY ya anunció en 2021 que había conseguido desarrollar un “proceso innovador que podría revolucionar el futuro del reciclaje de envases de alimentos de PVDC”. Sin revelar demasiada información sobre este innovador desarrollo, la empresa dijo que todo se había basado en una “prueba conceptual” que implicaba un proceso de reciclaje de película biorientada Ixan® PVDC a partir de una fuente de residuos posindustriales de envases de alimentos, sin comprometer el rendimiento del polímero de alta barrera. “Es una solución para la circularidad de los envases de PVDC. Demuestra que existe la posibilidad de reintegrar el polímero reciclado en futuras aplicaciones, lo que significa que se puede reutilizar y volver a mezclar con materiales vírgenes, sin perder ni degradar sus propiedades de alta barrera”, explicaba Claire Guerrero, directora de Marketing Global de Envases y Sostenibilidad.

Envases para alimentos y medicamentos usan estos films multicapa por sus propiedades barrera

Además de comunicar sus hallazgos, SOLVAY aprovechaba aquél anuncio para “instar a otras empresas que operan en la industria del plástico a trabajar juntas para hacer realidad el reciclaje de PVDC. “Establecer un flujo de reciclaje de PVDC global es una tarea enorme, por lo que invitamos a empresas compañeras a trabajar con nosotros para presentar una forma de reciclar PVDC en todo el mundo”, manifestaba la multinacional.

Una de las ventajas de esta tecnología es que trabaja con temperaturas moderadas que, además de reducir el coste energético, son indispensables para el correcto procesamiento del PVDC.

Residuos posindustriales y posconsumo; ambos pueden reciclarse con esta tecnología

Como resultado de aquella invitación, CARBIOS y SOLVAY han colaborado para comprobar que el proceso de reciclaje funciona con enzimas específicas para descomponer las moléculas de PET en sus monómeros constituyentes. La tecnología utiliza temperaturas moderadas, muy favorables para el procesamiento del PVDC, y puede aplicarse para reciclar desechos posindustriales y posconsumo. Los monómeros resultantes podrían purificarse para su reutilización en la producción de un nuevo polímero PET de la misma calidad que los derivados de materias primas petroquímicas vírgenes.

“Nuestro enfoque enzimático supera las limitaciones de otros procesos de reciclaje”, explica Alain Marty, director científico de CARBIOS. “Los procedimientos termomecánicos convencionales requieren residuos limpios de grado monomaterial, y el reciclaje químico o pirolítico a alta temperatura no se puede utilizar para recuperar el valor del material que aún está presente en muchas aplicaciones al final de su vida útil. Nuestro reciclaje biológico enzimático constituye la primera solución de la industria para el reciclaje de estructuras multicapa complejas y supone una contribución muy significativa para ayudar a que la economía de los plásticos se vuelva más circular”. 

Es la primera solución para el reciclaje de estructuras multicapa complejas

La tecnología de reciclaje enzimático de CARBIOS fue seleccionada por el Foro Económico Mundial (FEM) como uno de los 100 proyectos tecnológicos más prometedores de 2021 por desarrollar “un proceso biológico que permite el reciclaje infinito de residuos plásticos y textiles de PET”. EL FEM destaca el impacto que esta tecnología tendrá sobre las empresas, la sociedad y el medioambiente. También ha recibido una línea de financiación de 30 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI), al considerar a esta tecnología “disruptiva” y con “potencial para abordar la creciente preocupación por la acumulación de desechos plásticos”.

El reciclaje termomecánico de films plásticos tiene dos limitaciones: la suciedad y las estructuras multimaterial. El reciclaje enzimático es capaz de superar estas dificultades.

La primera planta de demostración industrial de esta tecnología entró en funcionamiento en septiembre de 2021. Según ha explicado Alain Marty, “los excelentes resultados obtenidos en la planta de demostración han confirmado el potencial de escalamiento industrial de la tecnología de la compañía. En cuanto al núcleo del proceso de reciclaje de CARBIOS, la cinética de despolimerización y los rendimientos obtenidos son idénticos a los conseguidos en la planta piloto. Estos prometedores resultados nos permiten imaginar un despliegue a gran escala del proceso de reciclaje enzimático”.

CARBIOS ya ha preseleccionado a dos de los principales productores mundiales de PET para albergar su futura unidad de producción de referencia. Ambas ubicaciones están en Europa, una de ellas en Francia. “Para consolidar nuestra estrategia y estar listos en 2025, fecha en la que los principales actores industriales apuntan a envases 100% reciclables y reciclados, estamos entrando en la etapa final de nuestro desarrollo industrial. Las conversaciones con nuestros socios potenciales y las autoridades públicas están en proceso y podemos esperar que la ubicación de nuestra futura unidad de referencia, la primera de su tipo, se anuncie en las próximas semanas”, ha avanzado Emmanuel Ladent, CEO de CARBIOS.

Consultar sobre este tema