Termoplásticos de gran consumo

Los precios de las poliolefinas y PVC bajarán en julio y los de poliestireno y PET difícilmente subirán

1 de julio de 2022

Excepto los de poliestireno y PET, todo está preparado para otra bajada de precios de los termoplásticos más consumidos en julio. Las reducciones de 100 y 120 €/Tm. de los contratos europeos de etileno y propileno de julio, con respecto al mes anterior, que se acordaron el pasado día 30, así lo anticipan.

No se descarta que los polímeros de gran consumo se abaraten en julio más que los monómeros, pero, aunque así fuera, no servirá para estimular el consumo. Otra cosa es que unos nuevos descuentos adicionales de tres dígitos animen a los transformadores a reabastecerse, de cara a cubrir sus necesidades a partir de septiembre, aprovechando las bajadas de precios de los termoplásticos.

Los fortísimos encarecimientos en marzo y abril pasados, que llevaron a los precios de los termoplásticos a batir todos los récords, han acabado contrayendo el consumo. Ni si quiera descomunales rebajas de hasta 260 €/Tm. de algunas poliolefinas en junio han reactivado el consumo, que se prevé siga débil en julio.

Se espera que los precios del polietileno vuelvan a bajar en julio al menos 100 €/Tm., con respecto a junio, aunque inicialmente algunos productores tratarán de que el descenso no exceda de 50 €/Tm. Durante el mes pasado, el polietileno se vendió, de media, 170 €/Tm. más barato que en mayo. No obstante, se aplicaron reducciones de precios muy diversas, desde 80, hasta 260 €/Tm.

A la espera de que broten las primeras ofertas, se prevén bajadas de tres dígitos de los precios del polipropileno en julio. En junio y asolado el mercado por una debilidad de consumo, ya hubo alguna oportunidad de homopolímero para inyección tan barata como a 1.650 €/Tm. El precio del polipropileno se redujo en junio, de media, 185 €/Tm., con relación a mayo.

Los actores del mercado de poliestireno miran con expectación el dato del cierre del contrato de estireno para julio, ya que todos los rumores apuntan a un fuerte encarecimiento, el cual sería muy complicado trasladar al precio del polímero.

Los transformadores de PVC confían en que tenga lugar un importante descenso de las tarifas en julio, a tenor del desequilibrio actual entre la oferta y la demanda, y sobre todo si se termina confirmando el abaratamiento del etileno para el nuevo mes.

Los productores de PET tratarán de subir los precios en julio, a la vista del mayor coste del paraxileno. Sin embargo, hay dudas de que el mercado esté en condiciones de absorber un encarecimiento de la resina. Durante la mayor parte del mes pasado no variaron las tarifas, que, de media, fueron 26 €/Tm. más bajas que en mayo.

••••

El mes de junio finaliza con una notable bajada a tres dígitos en las tarifas del polietileno de baja densidad con respecto al mes anterior, debido no solo a la mejora de la oferta, sino también y sobre todo a la caída de la demanda que se ha venido produciendo semana a semana. En un principio los más prudentes apostaban por otra bajada de tarifas de entre 50-100 €/Tm. en julio, pero el establecimiento del contrato europeo del etileno en julio 100 €/Tm. más bajo que en junio augura un abaratamiento mayor del polietileno de baja densidad. La semana laboral a caballo entre junio y julio ha sido tranquila, deteniéndose los descensos de tarifas que se han ido sucediendo en las semanas procedentes. incluso más. La cotización media del polietileno de baja densidad se mantenía entre 2.030-2.100 €/Tm. al finalizar junio, aunque había oportunidades por poco más de 1.800 €/Tm. en el mercado spot europeo; y es que, dependiendo de los grados y aplicaciones, el abanico de precios continúa siendo bastante amplio. Se han registrado ofertas por encima y por debajo de dicha horquilla de precios; más barato, a 2.000-2.080 €/Tm. Los precios al contado cayeron aún más, pues a las ofertas europeas se suman las importaciones de EE.UU. Material norteamericano se ofreció a 1.780 €/Tm., lo que suponía 50 €/Tm. menos que en junio.

••••

Los precios del polietileno de baja densidad lineal apenas variaron en la última semana de junio, a la espera de conocer su evolución en julio. Si los abaratamientos de los precios por contrato oscilaron entre los 100-140 de los del PEBDL buteno y entre 70-90 €/Tm. de los de PEBDL hexeno, octeno y metaloceno, las tarifas en el mercado spot bajaron aún más: entre 100-160 €/Tm. La disponibilidad de buteno es amplia, mientras que la de hexeno y octeno aún es bastante justa y la de metaloceno ha mejorado. La esperanza de la mayor parte de los suministradores está puesta en una reactivación de la demanda en julio. “Es muy posible que las existencias de los transformadores que han ido atrasando sus compras, estén a punto de agotarse”, señala uno de ellos. Los compradores, por su parte, esperan que los precios vuelvan a bajar en julio para aprovisionarse: “Se han rebajado los precios en junio, pero continúan siendo muy altos. Esperamos que en julio nuestros proveedores bajen los precios para realizar un volumen de compra grande que nos cubra todo el verano”, señala uno de los transformadores que ha sido consultado. En la semana laboral del 27 de junio, al 1 de julio, el PEBDL buteno se ha ofrecido a entre 1.850 y 1.900 €/Tm., aunque también ha habido oportunidades a 1.700-1.760 €/Tm. También se ha ofrecido más caro, a entre 2.000-2.180 €/Tm. El precio del PEBDL hexeno ha oscilado entre 1.980-2.040 €/Tm., aunque también se ofertó más barato, a entre 1.930-1.970 €/Tm., y más caro para determinadas aplicaciones, oscilando entre 2.090-2.250 €/Tm. El PEBDL octeno se ha cotizado a entre 2.440-2.550 €/Tm.; no obstante, también se han registrado ofertas más económicas en precios de oportunidad que han oscilado entre 2.090-2.130 €/Tm. e incluso alguna más económica, y también más caras, a entre 2.600 y 3.000 €/Tm.; para algunas aplicaciones especiales. Las tarifas de PEBDL metaloceno han oscilado entre 2.090-2.140 €/Tm., por término medio, aunque también se ha ofrecido a 2.200-2.600 €/Tm. para algunas aplicaciones especiales. 

••••

En la última semana de junio, las tarifas del polietileno de alta densidad se han mantenido con respecto a la semana anterior, aplicándose tan solo ligeros ajustes. La pobre actividad registrada en el mercado a lo largo de las últimas semanas está suponiendo un quebradero de cabeza para las previsiones de los distribuidores, que únicamente piensan ya en el séptimo mes del ejercicio. “Si bien, al comienzo del mes de junio se consiguieron algunas ventas, a medida que han ido sobreviniendo las semanas, se han tenido que aplicar ajustes a la baja en las negociaciones para favorecer la salida del material, sin mucho éxito”, indicó un vendedor nacional de polímeros. Todo indica, tras la importante bajada de 100 €/Tm. en el contrato mensual del etileno para el mes de julio, que los proveedores continuarán con la tendencia bajista vista hasta la fecha. “Lo que estoy viendo es que tanto nuestros clientes como nosotros, estamos convencidos de que se está pagando todo tan caro que no me sorprende que los precios sigan bajando”, dijo a nuestra revista un fabricante de botellas plásticas. Lo que tienen claro nuestros consultados, es que el margen de las petroquímicas sigue siendo muy amplio, y que tienen todas las herramientas para bajar las tarifas ampliamente. “Sabemos que las petroquímicas están en una posición de vasto margen y pueden bajar los precios perfectamente”, expuso una de nuestras fuentes que continuó: “El tema está, que como cada vez más nos obligan a homologar y certificar los productos, pues también te obligan a comprar a empresas que mantienen precios altos por este mismo motivo. Esta presión legal les da mucho rédito a los productores que mantienen tarifas en la parte alta”. En la semana del 27 al 1 de julio, el precio medio del polietileno de alta densidad para extrusión de film era de entre 1.730 y 1.800 €/Tm. En cuanto al PEAD para soplado, la cotización media oscilaba entre 1.745 y 1.845 €/Tm. Por su parte, el polietileno de alta densidad para inyección se vendía a un precio medio de entre 1.775 y 1.875 €/Tm., en función del grado y el proveedor.

••••

En la recta final de junio, los precios del polipropileno se han mantenido invariables con respecto a la semana anterior. Los suministradores, que han aplicado bajadas muy superiores del precio del contrato europeo del propileno en junio, no han logrado cerrar pedidos de grandes volúmenes y se mantienen expectantes a la evolución de la demanda. “Aquellos transformadores que han solicitado pedidos este mes, han comprado menos de los habitual, únicamente lo que van necesitando, mientras que otros que todavía tienen material en sus almacenes, han optado por posponer sus compras al mes de julio para comprar a mejor precio todavía”, afirmó uno de los vendedores consultados. Pese al previsible abaratamiento, la postura de los compradores sigue siendo incierta. “En junio hemos comprado algo, manteniendo y ajustando el stock, pero el mes que viene no lo tenemos muy claro”, dijo un fabricante de envases con cuarenta años de experiencia en el sector y añadió: “Si pensamos que es circunstancial y que los precios están bajando por miedo escénico y que las condiciones de mercado siguen siendo tensas, igual si tenemos que cargar algo para pasar un par de meses tranquilos. Pero, si crees que los precios van a seguir bajando porque queda margen para ello, por buscar facturación y vender, pues igual es mejor seguir apurando las compras”. Por desgracia, según nuestros informantes, el distribuidor es el que está en la peor situación. “Cuando los precios bajan les obligan a ir comprando cada mes el volumen contratado; sin embargo, cuando suben, el fabricante les entrega mucha menos cantidad de la que ellos quieren. Al final es complicado por la parte que les toca a los distribuidores”, opinó uno de nuestros expertos. La disponibilidad, por su parte, es buena y abundante. Por lo tanto, en la semana del 27 al 1 de julio, el homopolímero rafia se cotizaba por término medio a 1.600 €/Tm. En cuanto al material para extrusión de film costaba entre 1.760 y 1.820 €/Tm., mientras que el homopolímero para inyección se vendía en nuestro país a un precio medio de entre 1.750 y 1.870 €/Tm., en función del grado y suministrador. El copolímero bloque se negociaba en una horquilla de entre 1.840 y 1.920 €/Tm., y el copolímero random se cotizaba entre 1.870 y 2.005 €/Tm., dependiendo del vendedor y el volumen de compra.

••••

A falta de conocerse el cierre definitivo del contrato mensual de estireno para julio, los actores dan por hecho que experimentará una revalorización de alrededor de 200 €/Tm., lo que rompe definitivamente cualquier esperanza de retroceso en las tarifas del poliestireno, al menos hasta agosto. El motivo de este fuerte e inesperado repunte hay que buscarlo en el benceno, cuyo precio se ha disparado en los últimos días. La cuestión, una vez comiencen las negociaciones en la primera semana de julio, será saber cuánto quieren repercutir las petroquímicas el aumento de los costes al precio final de polímero. En opinión de los transformadores, es inviable trasladar siquiera la mitad del encarecimiento. “Sería imposible para nosotros asumir un nuevo incremento de estas características. Ya es difícil si se mantiene en los niveles actuales, así que no podemos imaginar una tarifa aún mayor”, sostiene un responsable de compras. El problema es que, si los fabricantes no pueden repercutir el crecimiento de los precios, acabarán cerrando algunos crackers, según los expertos, lo que desembocaría en un problema de disponibilidad. La última semana de junio ha destacado por un correcto funcionamiento de la demanda, después de que no pocas compañías hayan adelantado sus pedidos en previsión de lo que ocurrirá en julio. Las importaciones, por su parte, siguen llegando, aunque no de manera masiva, porque las tarifas son demasiado competitivas y las entregas se realizan dos meses después de la adquisición. Con todo ello, el mes de junio termina con la cotización del poliestireno de uso general rondando los 2.540-2.590 €/Tm., mientras que el grado de alto impacto se vende por 2.640-2.690 €/Tm. antes del inicio de julio.

••••

La última semana de junio en el mercado de PVC ha estado salpicada de ofertas por parte de los suministradores de la resina, que en casos concretos han ofrecido su material por 20 o 30 €/Tm. menos que en la primera quincena del mes. Y es que el contexto actual en el sector resulta muy propicio para los intereses de los transformadores. Por un lado, la disponibilidad de producto es total, e incluso se han ofrecido cantidades extra a lo largo de las últimas semanas para vaciar los stocks. “Hay bastante y además de todos los grados”, destaca una fuente consultada. Por otro lado, la demanda sigue sin ser acorde a las fechas en las que nos encontramos, cuando tradicionalmente la actividad ha sido elevada. La debilidad del consumo se achaca a la inflación actual en la gran mayoría de materiales, que afecta a industrias como la de la construcción. Y, por último, la caída de 100 €/Tm. del contrato de etileno en julio. Teniendo en cuenta todos los factores, las empresas compradoras están decididas a reclamar que se traslade el 100% del abaratamiento del monómero, y no el 50%. “Al final todo dependerá de la evolución de la demanda, pero igual que las veces que se ha encarecido la repercusión ha superado ese 50%, ahora pretenden una compensación”, justifica un analista al respecto. Por el momento, la cotización del PVC permanece situada en los 2.070-2.120 €/Tm. a día 1 de julio.

••••

El precio del PET se ha mantenido estable en la última semana junio, pero las previsiones de julio son inciertas. El encarecimiento del contrato mensual del paraxileno, y la sorprendente caída de tres dígitos del etileno para el mes de julio, está generando importantes signos de especulación y los distribuidores han retirado las ofertas para intentar ofrecerlo en julio más caro. “Te dan precio, pero te advierten que no te garantizan que te lo puedan mantener”, dijo uno de nuestros analistas y añadió: “El último precio sin garantías que he podido conseguir en el mercado spot es de entre 1.800 y 1.825 €/Tm”. Ante este panorama alcista, algunos transformadores alertan que “tendrán que parar máquinas si los precios suben”, dijeron. En cuanto a las ventas por contrato, nuestros consultados indican que no está habiendo problemas y tanto el precio, como los volúmenes de suministro, no han variado en las últimas jornadas del mes. De este modo, en la recta final de junio, las tarifas por contrato se mantenían en los 1.700 €/Tm., mientras que el material de origen europeo para compraventas puntuales variaba desde 1.775 €/Tm., a 1.825 €/Tm., en función de la cantidad, el proveedor y las condiciones de entrega.