Termoplásticos de gran consumo

Los precios de los termoplásticos de gran consumo siguen bajando, pero el mercado permanece abúlico

24 de junio de 2022

Como si hubiera quedado exhausto por las trepidantes subidas de precios y las enormes dificultades de aprovisionamiento en los meses pasados, el mercado de termoplásticos de gran consumo ha reducido su actividad al mínimo. Precisamente ahora que los precios de las primeras materias plásticas están bajando a niveles terrenales, los transformadores han perdido el apetito de compra.

Durante la penúltima semana de junio, han sido frecuentes descensos de otros 30 €/Tm., con respecto a la semana precedente, pero en pleno mes de junio el mercado está sumido en un letargo profundo, que se teme perdure y que ocasionaría consecuencias más graves, después del verano.

Ahora, todas las esperanzas están puestas en que los precios sigan descendiendo en julio hasta un punto en que los transformadores se animen a comprar. Eso sería una apuesta por la reactivación del mercado tras las vacaciones de agosto.

Los precios del polietileno han seguido descendiendo en la penúltima semana de junio, llegándose a acumular descensos de hasta 200 €/Tm. con respecto a mayo. Se prevé que la poliolefina continúe abaratándose en julio.

El precio del polipropileno, que a mediados de junio ya llegaba a ser hasta 200 €/Tm. más bajo que en mayo, ha vuelto a descender entre el 21 y el 24 de junio. Los pronósticos indican, que el polipropileno puede abaratarse en julio, tanto como en junio; o sea tres dígitos.

El rollover en el mercado de poliestireno se ha consolidado, al tiempo que se descartan descuentos en la recta final de junio, sobre todo después de que se haya extendido el rumor sobre una posible subida importante en la cotización del estireno en julio.

El desequilibrio en el mercado de PVC es cada vez mayor, ya que la demanda sigue ralentizándose a medida que transcurren las semanas, mientras que la oferta no presenta ninguna clase de problema. Ello está empujando las tarifas hacia abajo, tendencia que podría cristalizarse en julio.

Los productores de PET han aumentado sus presiones para subir ligeramente los precios en la segunda quincena de junio, espoleados por el encarecimiento del paraxileno en el mercado spot y animados por las ventas estacionales de la temporada de verano. 

••••

La demanda de polietileno de baja densidad no ha terminado de arrancar como cabría esperar en un mes caracterizado habitualmente por un mayor consumo en la época estival. Se han realizado compras, pero nada que ver con las realizadas otros años, en circunstancias normales. Pese a las bajadas de los precios, los transformadores continúan esperando no solo que desciendan más, sino también que el consumo se reactive. Al menos en los días que quedan hasta que acabe junio, se pronostica que se detengan los abaratamientos. Tanto a los vendedores, como a los compradores, les está resultando difícil vender volúmenes con cierta entidad. “La solución no es ya tanto que se rebajen aún más los precios, sino que el consumo se reactive y, por tanto, la demanda”, señala un suministrador, que añade: ”Es posible que julio sea un buen mes, en el que se acumulen las compras no realizadas en junio, y que haya incluso compras por previsión para estar cubiertos hasta principios de septiembre, pero las perspectivas no son muy halagüeñas y lo peor podría estar por llegar en otoño, tras las vacaciones estivales. Es de esperar que la desaceleración del consumo se haga entonces más palpable”. La disponibilidad es amplia y hay material en stock suficiente para atender los pedidos sin atrasos, ni restricciones. Entre el 20 y 24 de junio se han seguido bajando entre 20-40 €/Tm. las tarifas, siendo mayor las rebajas en los precios al contado. Hasta este momento se ha acumulado una reducción de las tarifas de entre los 70-130 €/Tm. La cotización media del polietileno de baja densidad ha oscilado entre 2.060-2.120 €/Tm. Dependiendo de los grados y aplicaciones, el abanico de precios continúa siendo bastante amplio. Se han registrado ofertas por encima y por debajo de dicha horquilla de precios; más barato, a 2.050-2.100 €/Tm. Entre el 22 y 23 hubo ofertas de oportunidad a entre 1.800-1.900 €/Tm. También ha habido ofertas más caras, que han oscilado entre 2.150-2.300 €/Tm. Los precios más altos registrados han alcanzado los 2.430 y 2.450 €/Tm., dependiendo de si era material para film e inyección, respectivamente.

••••

Los precios del polietileno de baja densidad lineal se han reducido, conteniéndose las bajadas de los de contrato a entre 70-90 €/Tm.; mientras que los de oportunidad son entre 90-130 más bajos que en mayo. El material importado está fluyendo mejor que hace unos meses y está presionando a la baja el precio del PEBDL europeo. Pese a los problemas logísticos no resueltos en el puerto de Houston, que está retrasando la llegada de material de importación estadounidense, la mejora de la oferta europea de hexeno no ha terminado por incitar la demanda como sería de esperar, tras un periodo de escasez. La decepcionante demanda en junio ha provocado una oleada de ofertas de material europeo e importado de fuera de Europa. La esperanza de la mayor parte de los vendedores está puesta en una reactivación de la demanda en julio. También los transformadores esperan que el consumo se reanime, especialmente en los mercados de restauración y hostelería. En la semana laboral del 20 al 24 de junio, el PEBDL buteno se ha ofrecido a entre 1.950 y 1.980 €/Tm., aunque también ha habido ofertas de producto importado a 1.920-1.930 €/Tm. y oportunidades a 1.750-1.800 €/Tm. También se ha ofrecido más caro, a entre 2.000-2.180 €/Tm. El precio del PEBDL hexeno ha oscilado entre 2.000-2.040 €/Tm., aunque también se ofertó más barato, a entre 1.980-1.990 €/Tm., y más caro para determinadas aplicaciones, oscilando entre 2.100-2.300 €/Tm. La cotización de PEBDL octeno también se ha reducido, cotizándose a entre 2.440-2.550 €/Tm.; no obstante, también se han registrado ofertas más económicas, a entre 2.100-2.150 €/Tm. e incluso alguna más económica, y más caras, a entre 2.600 y 3.000 €/Tm.; para algunas aplicaciones especiales. Las tarifas de PEBDL metaloceno han oscilado entre 2.100-2.150 €/Tm., por término medio, aunque también se ha ofrecido a 2.200-2.600 €/Tm. para algunas aplicaciones especiales. 

••••

En medio de la segunda quincena de junio, no se apreció mejoría respecto al volumen de transacciones en el mercado del polietileno de alta densidad y tanto productores, como distribuidores, han tenido que continuar apretándose el cinturón. La reactivación de la demanda parece que se demorará hasta julio, dónde se espera aprovechar esta tendencia de precios más económicos cada semana, independientemente de cómo se acuerde el contrato mensual del etileno. “Aunque los costes energéticos acaban de volver a incrementarse y Rusia amenaza con cortar el gas en el norte de Europa, no creo que vaya a haber mucha diferencia de costes productivos a nivel de monómero y como mucho se plantea 10 €/Tm., para arriba o para abajo”, expuso a nuestra revista un analista del mercado. Por lo tanto, los vendedores, se juegan su última carta al séptimo mes del año para mover volumen y poder facturar, aunque sea sin apenas beneficio. “Esperemos que julio tenga mejor perspectiva, si muchas empresas quieren arrancar la segunda quincena de agosto con material servido y empezar con buen pie el mes de septiembre”, dijo a P&C un importante distribuidor de resinas. Por su parte, los compradores, esperan que los precios sigan bajando en julio y consideran que ha llegado la hora de reposicionar el mercado. “Las petroquímicas todavía tiene margen suficiente para poder replantear su posición aquí en Europa y resituarnos en unos precios que sean saludables para todos. Lo que no es normal es que haya un abuso por parte de la oferta o de la demanda”, dijo un transformador de film que añadió: “Hay que resituarse en unos precios que sean saludables para ambas partes y llegar a un punto que sea una situación equidistante, dónde ambos nos sintamos cómodos, tanto produciendo, como comprando”. En la semana del 20 al 24 de junio, el precio medio del polietileno de alta densidad para extrusión de film variaba entre 1.730 y 1.800 €/Tm. En cuanto al PEAD para soplado, la cotización media oscilaba entre 1.745 y 1.845 €/Tm. Por su parte, el polietileno de alta densidad para inyección se vendía a un precio medio de entre 1.775 y 1.875 €/Tm., en función del grado y el proveedor.

••••

La fuerte presión de los compradores volvió a imponerse en el mercado del polipropileno en la semana laboral del 20 al 24 de junio y los goteos fueron constantes. “Está claro que ahora mismo la demanda es quién tiene la sartén por el mango”, dijo un destacado distribuidor y añadió. “En los últimos dos o tres meses, los consumos han bajado y eso lo que ha permitido es un liderazgo de la demanda para intentar poner más presión si cabe en los precios”. Esta situación deja entrever que los precios todavía no han tocado fondo y que a comienzos del mes que viene las tarifas del homopolímero podrían caer hasta los 1.700 €/Tm., mientras que el copolímero podría rondar los 1.750 €/Tm. “Ahora mismo los vendedores están contra la espada y la pared”, comentó uno de nuestros consultados que continuó. “De cara al mes que viene, el monómero no tendrá un cambio sustancial y yo me decanto por un rollover”. En cuanto a las importaciones, se siguen encontrando ofertas a precios atractivos. En concreto, para un PP procedente de Corea del Sur hay propuestas con entrega en septiembre y propuestas DAP en el presente mes de junio. Por lo tanto, en la tercera semana completa de junio, el homopolímero rafia se cotizaba por término medio en 1.600 €/Tm. Por su parte, el material para extrusión de film costaba entre 1.760 y 1.820 €/Tm., mientras que el homopolímero para inyección se vendía en nuestro país a un precio medio de entre 1.750 y 1.870 €/Tm., dependiendo del volumen de compra. El copolímero bloque se negociaba en una horquilla de entre 1.840 y 1.920 €/Tm., y el copolímero random se cotizaba entre 1.870 y 2.005 €/Tm., en función del grado y el distribuidor.

••••

Las previsiones que se extienden en el mercado de poliestireno alrededor de lo que acontecerá a partir del próximo mes, han dado un vuelco durante la cuarta semana de junio. Los rumores sobre una posible revalorización del estireno en el contrato mensual de julio contradicen de manera absoluta todo lo planeado hasta ahora. “Se habla de que el monómero podría encarecerse hasta tres dígitos, lo cual incrementaría irremediablemente la tarifa de poliestireno, cuando hasta hace una semana todos los actores daban por sentado que los precios iban a descender para compensar las últimas subidas”, recalca una fuente del sector. Si se confirmara un repunte en el contrato de estireno, los transformadores presionarían para amortiguar lo máximo posible dicho movimiento. No obstante, la consecuencia inmediata de estas noticias puede ser un fortalecimiento del consumo a lo largo de la recta final de junio. “Sólo con que se difunda el rumor, muchas empresas adelantarán sus pedidos”, subraya un analista al respecto. Por el momento no se han registrado problemas de disponibilidad, mientras que las importaciones siguen llegando, pero a un ritmo moderado. En cuanto a la evolución del mercado en el sexto mes del ejercicio, se ha consolidado el rollover decretado a comienzos de junio, con lo que la cotización del grado de uso general se mueve en el entorno de los 2.540-2.590 €/Tm., siendo la del tipo de alto impacto de 2.630-2.680 €/Tm. aproximadamente, recién estrenado el verano.

••••

Los transformadores de PVC esperan con anhelo a conocer el cierre del nuevo contrato mensual de etileno, para empezar a negociar lo que, según ellos, será un descenso de tarifas de la resina. “Con la situación actual de desequilibrio entre oferta y demanda, lo lógico es que se produzca un abaratamiento, en todo caso superior al que registrara el monómero”, sostiene uno de ellos. En efecto, los fabricantes son conscientes de que, con el contexto que existe en estos momentos en el sector, tendrán complicado no ceder parte de sus márgenes, y ello a pesar de que las importaciones procedentes de América no están siendo lo relevantes que podrían ser si no hubiera problemas de logística. Y es que la actividad en el mercado de la resina es cada vez más exigua, fruto de una inflación disparada que está conteniendo el consumo en diversas industrias. A su vez, la disponibilidad está creciendo de manera paulatina, ante la ausencia de restricciones en la producción de las fábricas. Todo ello deriva en una combinación de factores propicia para que los suministradores rebajen las tarifas a corto plazo. De hecho, en casos muy concretos hay clientes que han logrado una ligera corrección en la recta final de junio, aunque en menor medida que en otras partes del continente europeo. “Aquí, a diferencia de Europa central donde han tenido lugar bajadas de hasta 30 €/Tm., no está habiendo tantos descuentos, pero en casos concretos los proveedores sí que están siendo flexibles”, explica una fuente consultada. Así, la cotización del PVC se sitúa en el baremo de los 2.070-2.120 €/Tm. a día 24 de junio.

••••

La confusión volvió a reinar en el mercado del PET en la semana del 20 al 24 de junio. El descenso en el precio de la nafta podría reflejar tarifas más bajas de la resina de cara al mes de julio, pero la incertidumbre respecto al precio del paraxileno, han disminuido las compras desde el comienzo de la segunda quincena. “Se ha vuelto a un periodo de especulación y la demanda en esta segunda parte del mes se ha visto bastante frenada por la presión alcista ejercida por algunos proveedores”, dijo a P&C un comprador habitual de tereftalato de polietileno. De este modo, la cautela de los compradores ha ralentizado las transacciones en uno de los meses de mayores ventas del curso ante una posible subida de costes en el séptimo mes del año. “Los vendedores de PET continúan confiando en lograr algún tipo de encarecimiento, aunque no creo que puedan materializarlo y lo más seguro es que veamos estabilidad de precios”, informó una de nuestras fuentes. De momento, los productores europeos han aceptado mantener en 1.700 €/Tm. las tarifas de sus contratos en junio, pero en el mercado spot la resina se ha llegado a ofrecer, en función del proveedor, entre 35 y 50 €/Tm. más barata que en mayo. Por lo tanto, el precio medio del PET en el mercado de compraventas puntuales era de 1.775 y 1.825 €/Tm., aunque pudieron verse ofertas por 1.750 €/Tm., dependiendo de las condiciones de entrega.