PRECIOS

Los precios del polietileno y polipropileno caen tres dígitos y los de poliestireno, PVC y PET se mantienen, a duras penas

10 de junio del 2022

Los precios de los termoplásticos más consumidos han conjugado las notables caídas de tres dígitos de polietileno y polipropileno, con un inestable mantenimiento de los de poliestireno, PVC y PET, transcurrido el primer tercio de junio.

Mientras que la debilidad de la demanda ha acabado erosionando los precios de polietileno y polipropileno entre 100-150 €/Tm., con respecto a mayo, los de poliestireno y PVC se han mantenido, a duras penas, invariables y cohabitando con pequeñas reducciones de entre 20-30 €/Tm. Más sólida se muestra la estabilidad de las tarifas del PET, del que incluso no se descarta algún encarecimiento.

Los precios del polietileno están bajando por segundo mes consecutivo, ofreciéndose la poliolefina en la segunda semana de junio hasta 100 €/Tm. más barata que en mayo. Presionados por la debilidad de la demanda los abaratamientos están contrastando con el mantenimiento de los del etileno y en algún caso han llegado a ser de 150 €/Tm., con respecto al mes pasado.

Una cómoda oferta está presionando a la baja los precios del polipropileno, que tienden a reducirse en junio más que en mayo. Los abaratamientos del polímero, que alcanzan en algún caso los 150 €/Tm. con relación al mes pasado, están siendo mucho más intensos que los 10 €/Tm. que ha descendido el contrato europeo del propileno.

En la mayoría de los casos, las negociaciones de precios en el mercado de poliestireno están teniendo como resultado la repetición de las tarifas que había el mes pasado, por lo que las petroquímicas renuncian a repercutir el aumento de 16 €/Tm. del contrato del monómero, debido a la superioridad de la oferta sobre la demanda.

La demanda de PVC se ha visto afectada por los rumores que apuntan a un posible descuento de precios en julio, que incluso podrían brotar en la recta final de junio en casos concretos, lo que se traduce en que los transformadores sólo adquieren el producto que necesitan de manera urgente.

Tras la bajada de unos 70-75 €/Tm. en mayo, los precios del PET se mantienen en niveles históricamente altos. El encarecimiento del paraxileno en mayo, una aún incipiente reactivación de la demanda derivada del comienzo de la temporada de verano de bebidas y la reposición de stock por parte de los compradores, sustentan la expectativa de que los precios del PET se mantengan estables o suban un poco en junio.

••••

Pese a que el contrato europeo del etileno se ha resuelto en junio con un “rollover”, una buena parte de los proveedores se han visto presionados a ajustar sus precios a la baja con respecto a los de mayo, debido no solo a la llegada de material de importación más económico, sino también al descenso de la demanda. Hasta el momento, han predominado los abaratamientos de entre 30 y 50 €/Tm., si bien algunos grandes productores han decidido rebajar sus tarifas aún más, llegando incluso a los 90 €/Tm. Con estas reducciones de tarifas los vendedores esperan que se reactive la demanda en las próximas semanas. “Mayo ha sido de los meses más bajos de consumo en lo que va de año. Los problemas logísticos y el bajo consumo es lo más preocupante en estos momentos”, señala un suministrador. Una mejor disponibilidad de varios grados de PEBD, una demanda más débil de lo habitual y un previsible incremento de la llegada del material importado, han influido en los precios del material europeo, que es el que más se ha abaratado; mientras que los precios del producto de importación se han mantenido. En la semana laboral del 6 al 10 de junio la cotización ha oscilado entre 2.100-2.150 €/Tm. Dependiendo de los grados y aplicaciones el abanico de precios continúa siendo bastante amplio. Se han registrado ofertas por encima y por debajo de dicha horquilla de precios; más barato, a 2.000-2.050 €/Tm.; y más caro, a entre 2.200-2.350 €/Tm. También se ha ofertado PEBD film a 2.430 € /Tm. y PEBD inyección a 2.450 €/Tm. Los precios al contado se espera que continúen bajando. El pasado día 10 había ofertas de oportunidad entre 1.850-1.900 €/Tm.

••••

La disponibilidad de polietileno de baja densidad lineal podría mantenerse algo más saludable en junio. La llegada de material de importación podría aliviar y rebajar la tensión de suministros, aunque todavía cuesta encontrar algunos tipos de material, como de hexeno y en menor medida buteno, cuyo aprovisionamiento se ha complicado algo en las últimas semanas. Los problemas logísticos continúan en el puerto estadounidense de Houston, lo que está limitando la llegada de material de importación. “No hemos recibido todavía material nuevo”, afirma un distribuidor. Hasta la llegada de nuevo producto, los vendedores están dando salida a sus stocks al mismo precio de mayo. La poliolefina importada de Oriente Medio, en cambio, parece que está llegando con fluidez suficiente para aliviar la disponibilidad. La oferta de octeno, aunque ajustada, ha mejorado, pero “su alto precio con respecto a otros tipos de polietileno de baja densidad lineal está llevado a buena parte de los transformadores a desviar su demanda de octeno, hacia metaloceno y hexeno para abaratar costes, aunque las prestaciones de los productos finales sean inferiores”, señala uno de los vendedores. También a algunos transformadores les cuesta abastecerse de buteno y han comenzado a buscar metaloceno para poder mantener su producción. La disponibilidad del metaloceno ha mejorado sensiblemente en las últimas semanas, según han apuntado varios agentes del sector. La demanda de PEBDL parece haberse reactivado con respecto a mayo, pese a que los transformadores continúan quejándose de la baja demanda. “Nosotros ya tenemos vendido todo el hexeno, metaloceno y octeno”, señala uno de los suministradores consultados, que añade: “Los compradores piden material con urgencia”. La campaña preverano se espera que aumente las compras y aunque los transformadores revelan una bajada del consumo hasta el momento, la demanda podría reavivarse de cara a la época estival. Al igual que ocurrió en las últimas semanas de mayo y en lo que va de junio, las tarifas de todos los grados han disminuido en el mercado spot. El PEBDL buteno se ofrece a entre 1.970 y 2.000 €/Tm., aunque también ha habido ofertas de producto importado a entre 1.920-1.930 €/Tm. y a 1.800-1.900 €/Tm en precios al contado. También se ha ofrecido más caro, a entre 2.120-2.230 €/Tm. El precio del PEBDL hexeno ha oscilado a entre 2.050-2.100 €/Tm., aunque también se ofertó más barato, a entre 1.990-2.030 €/Tm., y más caro para determinadas aplicaciones, oscilando entre 2.150-2.300 €/Tm. La cotización de PEBDL octeno se mantiene entre 2.500-2.570 €/Tm.; no obstante, también se ha ofertado algo más barato, a entre 2.100-2.150 €/Tm., y más caro, a entre 2.400 y 3.200 €/Tm., para algunas aplicaciones especiales. Las tarifas de PEBDL metaloceno han oscilado entre 2.130-2.180 €/Tm., por término medio, aunque también se ha ofrecido a 2.200–2.600 €/Tm. para algunas aplicaciones especiales.

••••

En la semana del 6 al 10 de junio, la cotización del polietileno de alta densidad marcó importantes descensos, tal y como pronosticaban todos los agentes de la industria. En concreto, el PEAD se ha rebajado una media de 70 €/Tm., en la segunda semana de junio. “Todavía hay variedad de precios y material. Algunos han aplicado bajadas de entre 30 y 50 €/Tm., mientras que otros productores europeos lo han rebajado incluso más de 100 €/Tm.”, dijo un informante a nuestra revista. Un destacable descenso de las tarifas teniendo en cuenta que el monómero no ha bajado y que hay dos plantas que están en fuerza en mayor. “TOTAL tiene fuerza mayor de polietileno de alta y baja densidad, y aun así siguen bajando precios”, informó una de nuestras fuentes. El motivo de tanto ajuste a la baja es, según los expertos consultados, una ralentización de la demanda, mientras se siguen apurando los stocks. “Junio, de momento, ha empezado flojo porque creo que todo el mundo está agotando stocks, tanto el transformador como el cliente final”, comentó un vendedor de resinas y añadió: “Están tirando de lo que tienen porque saben que la próxima compra la van a hacer más barata”. Un panorama de pocas ventas que ya acumula mes y medio y hace pensar que en los próximos días la demanda volverá a activarse. “La campaña de verano bajo mi punto de vista va a ser excelente”, expuso un distribuidor de termoplásticos y añadió: “Yo creo que tiene que empezar a reactivarse en los próximos días y me parece que esta tendencia abrupta de descenso de precios va a finalizar pronto porque se volverá a activar la demanda”. La disponibilidad, por lo tanto, continuó siendo bastante amplia en el mercado comunitario, al que habría que añadir material importado de Estados Unidos a precios muy competitivos que mejoran todavía más la oferta. “De PEAD para soplado me están pasado ofertas de importación a entre 1.720 y 1.770 €/Tm., y quiero encargar un par de camiones”, en palabras de un fabricante de envases industriales. En cuanto al producto europeo, el precio medio del polietileno de alta densidad para extrusión de film variaba en la semana del 6 al 10 de junio entre 1.840 y 1.910 €/Tm. En cuanto al PEAD para soplado, la cotización media era de entre 1.850 y 1.950 €/Tm. Por su parte, el polietileno de alta densidad para inyección se vendía a un precio medio de entre 1.880-1.980 €/Tm., dependiendo de la calidad y el distribuidor.

••••

El nerviosismo y las ganas de vender marcaron la semana del 6 al 10 de junio en el mercado del polipropileno. Una intranquilidad que se tradujo en un descenso notable de las tarifas y en algunos casos desencadenó la aparición de ofertas muy agresivas. “El mes pasado las petroquímicas aguantaron bien la presión, pero este mes no, y ya estamos viendo bajadas importantes de los principales actores de 150 €/Tm. y en algunos casos como el copolímero incluso más”, confirmó a nuestra revista un importante actor del mercado. Un cambio de tendencia, que al igual que la del polietileno, aún no ha tocado fondo y que busca reactivar una demanda que todavía aguarda con stock y que espera comprar todavía mejor la próxima semana. “Todo esto me parece que tiene muy poco recorrido, porque el precio del material de reposición está claramente por encima de este nivel”, opinó un vendedor de resinas y continuó: “Este nerviosismo me sorprende desde el punto de vista del productor y distribuidor, que a golpe de ofertar y ofertar hace que el cliente todavía se retenga más, por lo que pienso que no estamos actuando muy inteligentemente”. La oferta, por lo tanto, es especialmente amplia en todos los sentidos y también se puede encontrar material importado de Corea del Sur a precios muy interesantes. “Ahora todo el mundo sabe que si coge el teléfono y llama de su proveedor tiene producto rápidamente”, comentó uno agente consultado y añadió: “De material importado se están viendo ofertas por debajo de los 1.800 €/Tm.”. En cuanto al producto europeo, en la segunda semana de junio, el homopolímero rafia se cotizaba por término medio entre 1.660 y 1.700 €/Tm. Por su parte, el material para extrusión de film costaba entre 1.870 y 1.930 €/Tm., mientras que el homopolímero para inyección se vendía en nuestro país a un precio medio de entre 1.860 y 1.980 €/Tm. El copolímero bloque se negociaba en una horquilla de entre 1.950 y 2.030 €/Tm., y el copolímero random se cotizaba entre 1.980 y 2.115 €/Tm., dependiendo de la especialidad y el proveedor.

••••

La presión de los transformadores de poliestireno está surtiendo efecto en este inicio de junio, y muchos de ellos han logrado que sus proveedores no suban las tarifas y de que incluso las bajen un poco, según se concluye una vez han terminado las primeras negociaciones del sector. De esta manera, la mayoría de los vendedores no está repercutiendo los 16 €/Tm. que se ha encarecido el estireno. “Nosotros hemos conseguido que nos apliquen rollover, y ellos han aceptado sin mayores resistencias porque el aumento de los costes del monómero era insignificante”, remarca un comprador español. No obstante, hay petroquímicas que siguen insistiendo en incrementar las tarifas para compensar el encarecimiento de la materia prima, aunque la caída de la demanda complica sus pretensiones. Y es que se ha percibido una ralentización del consumo en esta recta final de la primavera, causada principalmente por los extraordinarios indicadores de precios en los que nos movemos. También hay que destacar la ausencia de dificultades para encontrar producto en el mercado, lo cual inclina la balanza del lado de la oferta sobre la demanda. Este ligero desequilibrio podría desembocar en rebajas puntuales de tarifas, “sobre todo en el caso de clientes que adquieran algún grado muy concreto”, apostilla una fuente consultada. En cuanto a la compra de producto procedente de fuera de Europa, sí que se nota una entrada más relevante de poliestireno asiático, pero sin ser aún nada importante para el global del mercado, debido básicamente a la tardanza en llegar desde que se formaliza el pedido, que puede extenderse hasta los 3 meses.

••••

El hecho de que en junio no haya sido posible prolongar la tendencia descendente de las tarifas iniciada el pasado mes de mayo en el mercado de PVC, empuja a los transformadores a mirar desde muy pronto lo que ocurrirá a partir del próximo mes de julio, cuando, según varios indicadores, sí que tendrán lugar bajadas en los precios. De hecho, no se descarta que, si la demanda cayera de manera estrepitosa durante la segunda quincena del presente mes, se produzcan ofertas puntuales. Esta sensación está derivando en un aplazamiento de los pedidos de resina entre las empresas españolas, que prefieren apurar al máximo sus compras porque saben que en breve será un poco más barato. La debilidad del consumo ha traído consigo una mejora de la disponibilidad en el mercado, por lo que actualmente ambos parámetros se encuentran equilibrados. “Las empresas están adquiriendo sólo lo que necesitan de manera inmediata, pero no ha habido rebajas porque tampoco sobra producto en el mercado”, ha aseverado una fuente del sector. Las importaciones, por su parte, no terminan de ser decisivas como para impulsar un descuento en las tarifas europeas, pero siguen llegando a un ritmo moderado gracias a la competitividad de los precios. En este contexto, y en pleno transcurso de las negociaciones, se puede afirmar que el PVC ha experimentado rollover en junio, al igual que el etileno, por lo que la cotización continúa moviéndose en el entorno de los 2.080-2.130 €/Tm. a día 10 de junio.

••••

El precio del PET en la primera semana completa de junio en el mercado spot era 50 €/Tm. más bajo que en mayo. Así nos lo han hecho saber nuestros consultados que, por el contrario, no han notado descensos en las tarifas aplicadas por contrato. “Parece ser que los proveedores compensan el encarecimiento de la escama de PET con un pequeño abaratamiento del PET virgen”, dijo el director de compras de una empresa fabricante de envases alimentarios y añadió: “En lo referente a los contratos no hemos notado cambios y en el mes de junio los precios están igual que en mayo”. En cuanto al nivel de compras, los agentes consultados coinciden en que, aunque estamos en la mejor temporada, la demanda y el consumo han bajado. “Estamos más o menos trabajando, pero no al ritmo que se debería en estas épocas del año”, dijo un fabricante de botellas. Las dificultades de aprovisionamiento que hubo meses atrás hicieron que se proveyeran bastantes compradores y la gente sigue tirando se sus existencias. “Cuando la disponibilidad se puso complicada aseguramos nuestros stocks en unos niveles más altos y todavía tengo material. Compraré un poco en julio para rematar el verano”, en palabras de un comprado habitual de tereftalato de polietileno. De este modo, en la semana del 6 al 10 de junio, la cotización media del PET en España era de entre 1.750 y 1.850 €/Tm. en el mercado spot, con cierta incertidumbre de los que sucederá en las próximas semanas. En cuanto al suministro por contrato, los precios se mantenían en 1.700 €/Tm.

Consultar sobre este tema