Termoplásticos reciclados de gran consumo

Los recicladores se quejan de la escasez y predominante mediocre calidad de los residuos de polietileno de baja densidad

15 de julio de 2022

A las dificultades que los recicladores de PEBD siguen encontrando a la hora de abastecerse de residuos postindustriales y postconsumo, se une ahora cada vez más una menor calidad de los mismos. Así lo han manifestado varios recicladores a P&C que indican que la diferencia de precios entre un scrap de buena calidad y otro mediocre, es cada vez “muchísimo menor”

La demanda tan brutal de residuos y plástico recuperado y su poca disponibilidad, han facilitado que los precios se disparen independientemente de la calidad de los mismos. “Al no haber residuos, el que tenga material lo va a poner más caro en el mercado”, dijo un reciclador y añadió: “El problema es que la gente tiene que comprar sí o sí, y cualquier oportunidad para abastecerse es prácticamente irrechazable”. 

Una escasez de mermas y altos precios que está provocando que muchas empresas recicladoras dejen de suministrarse de desperdicios y adquieran directamente granza reciclada. “Nuestra empresa compra directamente regranceado y lo poco que compramos de scrap es para autoconsumo”, expuso un reciclador nacional que detalló: “Si quieres aprovisionarte de grandes cantidades de residuos tienes que irte a subasta y no hay para todos. Otra cosa son los recicladores más pequeños, que imagino que tendrán su cartera de proveedores y van juntando y menudeando por ahí”. 

Las ofertas en el mes de junio para un residuo industrial de PEBD film transparente natural se acordaron más baratas que en mayo y variaban entre 620 y 700 €/Tm., en función de la calidad y la procedencia, mientras que el residuo industrial de film color se comercializaba desde 275, a 355 €/Tm.

En cuanto a la granza reciclada de PEBD, se podía apreciar una mayor diferencia entre el precio de un buen material, que era de 1.700 €/Tm., y uno de peores prestaciones, que oscilaba entre 1.350 y 1.400 €/Tm.
Las previsiones de mercado, como es habitual en el de los reciclados, van ligadas a la evolución de los plásticos vírgenes, cuyo consumo a lo largo del último trimestre ha ido a la baja. “No parece que la oferta de residuos vaya a mejorar, porque, al final, si no hay consumo de virgen, no hay recuperado; por lo que a la vuelta de vacaciones seguiremos anclados en un panorama de falta de disponibilidad y precios disparados”, finalizó diciendo un destacado reciclador.