PRECIOS

Los suministradores de poliestireno bajan los precios con el fin de estimular sensiblemente las ventas

10 de junio del 2022

El mercado del poliestireno es una locura. Tras unos meses de poca disponibilidad en la que los productores se mantuvieron más o menos firmes, se empiezan ahora a aplicar los primeros descuentos. Si bien, estos abaratamientos al comienzo de la temporada de verano no tienen definitivamente la magnitud que se esperaba y tanto compradores como algunos vendedores consideran que las tarifas siguen siendo extraordinariamente elevadas.

A comienzos del sexto mes del año se suponía que el precio del estireno iba a bajar, pero finalmente el contrato europeo se cerró con un ligero repunte respecto a mayo, a causa del encarecimiento del benceno. “Más de uno pensábamos que el precio del monómero iba a bajar a partir de abril pasado, pero no está siendo así y por mucho que en los próximos meses descienda, a la hora de la verdad, suben las tarifas del transporte, el coste de la producción… y al final, lo comido por lo servido”, dijo un proveedor nacional de polímeros. 

Pero a pesar de esta coyuntura con las materias primas y el coste de producción, suministradores de PS virgen empiezan a perseguir denodadamente estimular las ventas con precios claramente menores de los que se podrían considerar oficiales, sacrificando así parte de su margen. “Hace dos meses no había posibilidad de negociación y si lo querías, tenías que pagarlo al precio disponible. Ahora, debido a las pretensiones de venta podemos ver un precio oficial y otro oficioso”, expuso un agente del mercado. 

El precio medio por camión del poliestireno de uso general variaba en la primera quincena de junio entre 2.550 y 2.580 €/Tm., y entre 2.650 y 2.680 €/Tm. si se trataba de alto impacto, aunque algunos todavía mantenían tarifas 20 €/Tm., más elevadas. Asimismo, se estaba ofreciendo PS europeo de uso general fuera de norma a entre 2.450-2.460 €/Tm. 

Unos precios que históricamente continúan siendo muy altos que han desencadenado una reducción importante de la demanda, tanto por parte de los transformadores, como del consumidor final, que aguantan con sus stocks a la espera de poder abastecerse a mejor precio a medida que avancen las semanas.

“Tenemos un mercado cautivo que ha seguido demandando afortunadamente poliestireno a pesar de estos encarecimientos tan considerables, pero hay otro mercado que se resiste a asumir determinados niveles, como son algunas empresas de retail”, explicó un destacado distribuidor de estirénicos y añadió. “Por ejemplo, estamos observando que una de las más grandes cadenas de supermercados no está aceptando estos incrementos de precios, aunque supongo que tendrá que seguir demandando envases de poliestireno para su lineal cuando agoten stock…pero vete tú a saber”. 

De cara a las próximas semanas los precios pueden seguir bajando por la urgencia de vender y porque a partir de la segunda quincena de junio se espera la llegada de material de importación, especialmente del fabricante surcoreano KUMHO, lo que ampliará la oferta disponible en el mercado español.

“El precio del material importado dependerá de cómo se haya negociado, a veces es a la salida de material y otras a la entrada de material en puerto o plantas. Se supone que a más oferta de PS el precio bajará, pero todavía es pronto para saber como se están negociando estas tarifas en concreto”, terminó diciendo a P&C unas de nuestras fuentes.

Consultar sobre este tema