NESTE instalará en Europa el reciclaje por licuefacción de ALTERRA ENERGY
NESTE y RAVAGO procesarán 55.000 Tms./año de residuos plásticos en una futura planta de Países Bajos

Reciclados

Una de las tecnologías más prometedoras

NESTE instalará en Europa el reciclaje por licuefacción de ALTERRA ENERGY

12 de julio de 2022

NESTE ha comprado los derechos para la implantación en Europa de la tecnología de licuefacción desarrollada por la compañía ALTERRA ENERGY. El proceso creado por esta empresa estadounidense aporta una solución termoquímica para la licuefacción de residuos plásticos difíciles de reciclar. La firma norteamericana ya está operando una instalación a escala industrial en Akron (Ohio), donde transforma los desechos plásticos en un producto intermedio susceptible de ser refinado para convertirse en materia prima para la fabricación de nuevos plásticos y otros productos petroquímicos.

NESTE aspira a procesar 1 millón de Tms. anuales de desechos plásticos en 2030

En asociación con RAVAGO, NESTE planea instalar esta tecnología en Vlissingen (Países Bajos), donde ambas compañías crearán una empresa conjunta para construir la primera planta  con capacidad para procesar anualmente 55.000 Tms. de desechos plásticos mixtos (residuos de envases plásticos generados por alrededor de 1,7 millones de ciudadanos europeos). Las aspiraciones del proyecto son aumentar significativamente la capacidad de procesamiento a escala mundial, desarrollando continuamente la empresa conjunta hasta convertirla en un líder mundial del reciclaje químicos de residuos plásticos mixtos.

El proceso ya se utiliza en una planta industrial en Ohio, donde se procesan 60 Tms./día de residuos plásticos posconsumo.

“Adquirir los derechos de la tecnología de ALTERRA ENERGY en Europa nos permite ofrecer una solución holística a nuestros socios”, ha manifestado el vicepresidente de reciclaje químico de NESTE, Heikki Färkkilä. “Proporcionaremos un paquete completo de reciclaje de productos químicos, desde residuos plásticos hasta otros productos, ofreciendo materias primas de alta calidad para la producción de nuevos polímeros y productos químicos”, asegura la compañía, que ha concluido con éxito una primera serie de pruebas con desechos plásticos licuados en su refinería de Porvoo (Finlandia).

El proyecto plantea ir aumentando la capacidad a escala mundial

Gracias a estos ensayos, NESTE ha podido “obtener más información sobre el procesamiento de desechos plásticos licuados, incluido el impacto de los procesos en las operaciones de la refinería” y “probar el concepto de cerrar el ciclo en la cadena de valor de los plásticos, haciendo realidad la circularidad”. Según ha informado la multinacional, estas pruebas “validan que NESTE ya es capaz de procesar cantidades significativas de materias primas recicladas para productos petroquímicos, mientras se desarrollan las capacidades para convertir cantidades aún mayores de residuos plásticos en materias primas de mayor calidad para los usos petroquímicos”.

Los plásticos fabricados con la materia prima obtenida tiene la calidad suficiente para el envasado alimentario.

“Hemos procesado en total unas 800 Tms. de residuos plásticos licuados en nuestras refinerías de Finlandia”, ha detallado Markku Korvenranta, vicepresidente ejecutivo de productos petrolíferos de NESTE. “Estamos sentando las bases para reemplazar las materias primas a base de petróleo crudo con residuos plásticos licuados y fortalecer la circularidad junto con nuestros clientes. Sobre la base de las exitosas pruebas que hemos realizado, podemos concluir con que los desechos plásticos licuados son una alternativa viable a la materia prima fósil. Para tener confianza en una producción a mayor escala, aún se necesitan más pruebas con volúmenes más grandes que se llevarán a cabo en 2022”. El resultado de las pruebas confirma además que los nuevos productos poliméricos fabricados con la materia prima obtenida tienen las mismas propiedades y la misma calidad que los basados en materias primas fósiles, lo que convierte a esta materia prima en apta incluso para el envasado alimentario o aplicaciones médico-sanitarias. NESTE aspira a procesar más de 1 millón de Tms. anuales de desechos plásticos a partir de 2030.

Ya se ha probado exitosamente la tecnología en la planta de Finlandia

La tecnología de licuefacción desarrollada por ALTERRA ENERGY se caracteriza y distingue de sus competidores en que se trata de un proceso continuo, en lugar de trabajar por lotes o semilotes. Los desechos plásticos pueden tener un origen posindustrial o posconsumo. El proceso desarrollado por la empresa consiste en una gran base de datos de materiales de desecho plástico que, según sus características y junto con modelos termodinámicos y cinéticos específicos, predicen los parámetros clave del sistema y la calidad del producto. Los desechos plásticos se introducen en el procesador de prepirólisis donde se calientan, se mezclan con un aditivo y se densifican. Esto asegura que el plástico de desecho sea consistente para el procesamiento. Los desechos plásticos se calientan en ausencia de oxígeno hasta que se descomponen en vapor de hidrocarburo condensable y gas no condensable. El recipiente de pirólisis de ALTERRA garantiza resultados predecibles en un entorno controlado dentro del sistema del reactor. Después, el vapor de hidrocarburo se enfría en un producto petroquímico líquido que puede refinarse aún más en combustibles, ceras y materia prima para la producción de nuevo plástico. El gas no condensable se devuelve al sistema para la recuperación de energía. Entre las ventajas de esta tecnología, además de la ya mencionada continuidad del proceso, destacan la flexibilidad (no necesita un catalizador patentado), la amplia gama de materiales de entrada y salida y el bajo coste operativo.

Para ALTERRA, Europa es el mercado más importante de la industria del reciclaje.

“Estamos procesando 60 Tms./día en nuestra planta comercial de Ohio”, explica el director ejecutivo de la empresa, Fred Schmuck. Los planes de la compañía son expandir su tecnología a nivel global, pero “el entorno regulatorio en Europa ha convertido a este continente en el mercado más importante de la industria del reciclaje en este momento”. Por lo tanto, el objetivo principal de la colaboración con NESTE será apoyar el despliegue de la tecnología de ALTERRA en Europa. “El reciclaje avanzado puede verse como una solución ecosistémica. La transición ya se está produciendo y creemos que Europa es el continente líder, la UE en particular, para asegurar la adopción de nuevas tecnologías”.

Proceso continuo, flexibilidad, variedad de materiales de entrada y salida y bajos costes operativos; entre las ventajas de esta tecnología

El presidente de ALTERRA ENERGY, Jeremy DeBenedictis, ha querido precisar que no pretenden competir con el reciclaje mecánico. “El reciclaje químico es complementario. Lo que queremos es reemplazar a otros métodos de eliminación de plástico como el vertido y la incineración. Nuestra planta de Ohio procesa desechos plásticos que, de otro modo, habrían sido depositados en vertederos. Para nosotros, es crucial alejarnos del plástico que tiene un solo uso. Hemos creado una nueva solución y una oportunidad, reduciendo nuestra necesidad de recursos naturales gracias a la refabricación de nuevos productos plásticos”.