Un camino seguro para los bioplásticos

REGULACIONES Y LEYES

La revisión de la Directiva europea, nueva oportunidad

Un camino seguro para los bioplásticos

6 de julio de 2022

Los bioplásticos siguen necesitando un entorno regulatorio transparente y confiable para desarrollar todo su potencial. EUROPEAN BIOPLASTICS (EUBP) lleva varios años pidiendo soluciones a esta situación y, más recientemente, el problema se recoge en el Informe de progreso de la estrategia de bioeconomía de la Comisión Europea, donde Bruselas reconoce que “se necesitan herramientas políticas coherentes, claras y consistentes que actúen de impulso y palanca para los productos de base biológica a largo plazo”.

Bruselas reconoce que los bioplásticos necesitan “herramientas políticas coherentes”

El informe señala que las acciones que se están adoptando para conseguir una Europa climáticamente neutra van “por buen camino”. Se ofrecen datos sobre el importante papel que la bioeconomía está empezando a ocupar en distintos sectores de creación de riqueza. La fabricación de productos de base biológica está dando lugar a 7,92 millones de puestos de trabajo y su valor añadido alcanza los 433.000 millones de euros. En 2019, la bioeconomía ya representaba un 8,3% de la mano de obra europea y un 4,7% del PIB. La cuota de mercado mundial europea de productos químicos y materiales de base biológica es de aproximadamente el 31%, el doble que la de los sectores basados en combustibles fósiles. 

Los envases compostables en entornos industriales deberían considerarse también como reciclables, según EUBP.

El documento constata que es en el campo de los polímeros de base biológica y los envases fabricados con estos materiales donde se está produciendo una mayor sustitución de productos por este tipo de productos. El informe asegura que “los bioplásticos son una parte importante de la bioeconomía y darán forma al futuro del sector de los plásticos. Contribuyen sustancialmente a lograr los ambiciosos objetivos climáticos, así como los objetivos socioeconómicos, como la creación de más empleos y crecimiento, y el fomento de áreas rurales dinámicas y sostenibles”.

Hacen falta condiciones de mercado equitativas: precios adecuados y subvenciones

Sin embargo, sigue faltando un “enfoque integral de la política regulatoria” para estos biomateriales. “Las políticas actuales y las nuevas regulaciones están aprovechando sinergias en la bioenergía, pero no en los materiales y productos de base biológica. La creación de condiciones equitativas en el mercado, incluidos los precios adecuados para los recursos fósiles y subvenciones para los productos de base biológica, será fundamental para que estos sectores prosperen y continúen invirtiendo en investigación e innovación”, señala el informe, donde se llega a afirmar que “con los desarrollos regulatorios actuales de la UE, el dominio ya abrumador de las materias primas de origen fósil se consolida aún más”.

Los bioplásticos necesitan acceso garantizado a materia prima agrícola y biomasa a precios competitivos.

Los plásticos de base biológica y los envases que se fabrican con ellos; protagonistas de la bioeconomía en Europa

Aunque no se prevé que los bioplásticos supongan competencia alguna en lo que se refiere a tierra agrícola utilizada para la producción de biomasa, la guerra en Ucrania podría situarnos ante nuevos escenarios. La Comisión prevé una “brecha de biomasa” de entre 40-70% para 2050 entre la oferta y la demanda para alimentos, materiales y energía. “Europa necesita aumentar su independencia energética y fortalecer la seguridad alimentaria, sin abandonar el camino hacia una economía sostenible, resiliente y justa. […] Es esencial cambiar a gran escala los patrones de consumo hacia otros más sostenibles y abordar el desperdicio de alimentos, que se mantiene en niveles alarmantemente altos dentro de la UE”.

Para alcanzar su potencial de crecimiento, es importante que se garantice a los bioplásticos el acceso a materia prima agrícola y biomasa a precios competitivos en cantidades y calidad suficientes. También para abordar este asunto se requiere “un enfoque político integrado de la UE para establecer condiciones equitativas”. El informe identifica otras áreas de mejora como la necesidad de promover aún más la movilización de inversiones públicas y privadas o garantizar que los resultados exitosos de las investigaciones financiadas por la UE tengan acceso al mercado.

EUBP apuesta porque el contenido de base biológica se considere también como contenido reciclado.

Revisión de la Directiva sobre envases y residuos de envases

Según queda demostrado en el informe, hasta la propia Comisión Europea reconoce ya que los bioplásticos necesitan un marco regulatorio más favorable para desarrollar su mercado. EUBP confía en que parte de esta certidumbre legislativa llegue con la primera propuesta de revisión de la Directiva sobre envases y residuos de envases, cuya publicación se espera para el próximo mes de noviembre. La organización cree que la revisión de esta Directiva es “una gran oportunidad para abordar adecuadamente el importante papel que pueden desempeñar los plásticos de base biológica, biodegradables y compostables para reducir los impactos ambientales y climáticos”.

La guerra en Ucrania plantea nuevos escenarios en la oferta y demanda de energía, materiales y alimentos

“El actual enfoque exclusivo en el contenido reciclado debe reconsiderarse”, opina EUBP. “El reciclaje mecánico por sí solo no será suficiente para acabar con la dependencia de Europa de los recursos fósiles, ni detendrá la tendencia actual de sobreembalaje y desperdicio excesivo en la UE”, señala la institución, que aconseja revisar la definición de envase reciclable en toda la UE para incluir a los envases compostables que estén diseñados para biodegradarse en entornos de compostaje industrial. “La industria de los bioplásticos apoya la promoción de la reciclabilidad en los envases. Sin embargo, el umbral de reciclabilidad obligatorio propuesto del 95% no conducirá a mejores resultados ambientales. De hecho, dará lugar a distorsiones del mercado, ya que no distingue entre diferentes aplicaciones, materiales y cuotas de mercado”, advierten desde EUBP.

Por todo ello, aconsejan:

  • Incluir una disposición en la Directiva para que la compostabilidad entre dentro de la definición de reciclabilidad.
  • Considerar el contenido de base biológica igual al contenido reciclado en los embalajes.
  • Reconocer los beneficios que aportan los plásticos de base biológica en la desfosilización de la economía.
  • Incentivar la innovación en bioeconomía y establecer un periodo de 10 años para que los productos innovadores que se comercialicen encuentren un flujo de reciclaje adecuado.
  • No incluir un umbral de reciclabilidad del 95% en la definición de envase reciclable.
  • Promover un mercado interior de plásticos de base biológica, biodegradables y compostables.
Hay que seguir incentivando la innovación en bioeconomía y favorecer que los productos innovadores que se comercialicen encuentren un flujo de reciclaje adecuado.